Por Predeterminado del sitio
21 diciembre, 2015

¿Para qué soñar en grande si todavía no conoces todas las maravillas que hay a tu alrededor?

Siempre he sentido envidia de esos periodistas que escapan de lo cotidiano y recorren el mundo. Paseos por la selva, bañarse en playas paradisíacas, conocer culturas extrañas, caminar por una cuidad milenaria y probar los platos más extraños que se pueda imaginar. Simplemente envidio TODO. Cada uno de los detalles de sus experiencias fuera de lo normal y muy lejos de su hogar. Pero, y es aquí donde me debo detener, ¿es necesario viajar tan lejos de casa para pasarlo bien, descubrir cosas nuevas o impresionarse?

Revisa los puntos a continuación y descubre que tu país está esperando a que lo conozcas y lo disfrutes.

1. No necesitarás pasaporte, cambiar dinero o seguro de viaje:

Goals!! Fill up a new one like the old one! #wanderlust #educationinitself

A photo posted by Samantha Wanshel (@samwanshel) on

Es tu país. Todo eso no aplica. 


2. No hay barreras idiomáticas:

¿Hi? ¿Hallo? ¿Kon’nichiwa? Olvídate de esos dolores de cabeza. 


3. Conocerás tus raíces:

Si te das el tiempo, podrías descubrir cosas en lugares que te parecían muy normales. La historia de un antiguo edificio, de un puente que se derrumbó o lo que sucedió en ese puerto siglos atrás. Hay historias ocultas en todas partes, pero también, personas dispuestas a contártelas. 


4. Te reencantarás con lo que hay a tu alrededor:

Al salir de la ciudad con su ritmo estresante, miles de coches y ruido ambiente, te puedes encontrar con un mundo paralelo. Hay lugares a tan sólo kilómetros de tu hogar en donde se respira otro aire, en donde la gente es distinta y en donde al parecer, todo es mejor.


5. Te convertirás en un excelente promotor y anfitrión:

Cuando finalmente salgas a conocer el mundo, podrás decirle a todos los que conozcas en tu camino lo maravilloso que es tu país. Podrás intercambiar datos, dejarlos sorprendidos con la fotografía de un hermoso paisaje en el que estuviste, o incluso, prepararles un plato de comida típico.

Lo mismo sucede cuando vienen amigos de otros países a verte. Sabrás a dónde llevarlos y cómo impresionarlos. 


6. Harás nuevos amigos:

En un viaje, las personas están en la misma sintonía y por lo mismo se hacen amigas. Volverás a casa con nuevos contactos en tu teléfono móvil, solicitudes de amistad en Facebook, y la mejor parte, los podrás seguir viendo porque viven en tu ciudad o muy cerca de ella.


7. El panorama perfecto para cualquier fin de semana:

#lomas #nasca #peru #sunset #sea #beachday #perfectday #campinginthebeach #loveit #happiness

A photo posted by Nadia Uceda (@uceda.n) on

¿Aburrido de pasear al perro por el parque cercano a tu casa o de planear la comida de todos los fines de semana con tus padres o amigos? Pues no le des explicaciones a nadie y escápate a un lugar muy distinto y a tan sólo un par de horas de distancia. 

Tras leer esto: ¿Harás un esfuerzo por conocer tu país antes de salir a recorrer el mundo?

Puede interesarte