Por Juan David Montes
7 abril, 2016

¿Quién dijo que no ganarás dinero?

Antes de que el horario de 9 a 5 se convierta en la regla de tu vida, será mejor que aproveches la oportunidad de emprender un gran viaje que no esté limitado al par de semanas por año que tendrás una vez comiences a trabajar. No se trata de dejarlo todo por un simple impulso irresponsable, sólo deberías tener en cuenta que después será complicado viajar de esta manera.

1. Eres más flexible

Luego te importará más la comodidad, mientras que ahora será más fácil que adaptes tu viaje -y tu presupuesto-  a condiciones a las que luego no accederás.


2. Tendrás nuevos conocimientos


Idiomas, geografía, cultura, política, gastronomía… en fin, todo lo que aprendas durante tu viaje incluso puede llegar a tener un fin práctico.


3. Viajarás sin afán


No tendrás que limitar tu experiencia a sólo un par de semanas.


4. ¿Quién dijo que no ganarás dinero?


Existen cientos de opciones laborales para viajeros alrededor del mundo: desde la enseñanza de idiomas hasta el trabajo a cambio de hospedaje en hostales donde la pasarás muy bien. También existe el caso de bloggers que realmente viven de sus viajes.


5. El mundo es tu hogar:


Todavía no tienes un alquiler o una hipoteca por pagar cada mes, así que aprovecha.


6. Podrás darle una nueva perspectiva a tu vida:


Es probable que tu vida laboral comience en alguno de los destinos que conocerás, ya sabes: una persona que conoce o otra te podría recomendar.

Así que ahorra desde ya.

Puede interesarte