Avalados por viajeros expertos. ✈️ 🌎

Que no quepa la mínima duda que viajar es una de las inversiones más importantes que puedes hacer en la vida. Es casi necesario cultivarte y tener apertura en cuanto a las tradiciones y estilo de vida de otras ciudades, e incluso de otros países. Esa es una de las mayores riquezas que obtienes cuando te vuelves un viajero de corazón.

Porque un viajero lo es para siempre. 💓

Pero seamos francos: a veces es el cash es el que nos frena a la hora de querer ver el mundo. Por eso es súper ganador que aprendas estos trucos para ahorrar cuando viajas. Yo los he aplicado y de verdad que funcionan de manera envidiable. ¡Inténtalo!

1. Viajero precavido vale por dos 🙌🏾

Eso de buscar alojamiento al llegar al destino, pasaba en la época de tus papás. Lo de hoy es adelantarte a los hechos y buscar un hotel o hostal por internet y reservar on line. Algunos establecimientos hacen un descuento especial por reserva anticipada, así que es súper inteligente buscar con tiempo suficiente y no dejarlo todo a última hora.


2. La magia de ser extranjero ✨

Si estás fuera del país, antes de pagar por un servicio pregunta si tienes algún beneficio por ser extranjero. En algunos lugares no te cobran los impuestos si compruebas que eres turista. Para eso debes mantener contigo el comprobante de tu fecha de ingreso al país para hacer constar que eres un forastero. Si es un hotel, la reserva debe estar a tu nombre o al de algún extranjero con quien viajes; de lo contrario, el descuento de impuestos no aplica.


3. Las apps son tus mejores amigas 📲

Dos décadas atrás, los viajeros cargaban con guías de viajes, mapas, cámara fotográfica y hasta una lámpara. La ventaja de tu smartphone es que hoy solamente tienes que preocuparte por descargar aplicaciones que te ayuden en tu viaje. Con esto te ahorrarás mucho dinero ya que todo lo puedes conseguir con un touch, conectándote a una red abierta de WiFi. Además, viajarás más ligero.


4. Dinero para ahorrar dinero 💰

Cuando tengas que cambiar dinero para ir a otro país, hazlo en la moneda que usan en el destino. Por ejemplo, si viajas a Chile y tu intención es llevar dólares para después cambiarlos a pesos chilenos (CLP), te estás equivocando. Si primero compras dólares, ya estás perdiendo un poco debido a las comisiones, y si a eso le añades que más tarde cambiarás dólares por CLP, volverás a perder otro poco. En resumen, si vas a hacer un cambio de divisas, procura que sea una sola vez y no dos, así el ahorro será mayor.


5. Checa las páginas de las aerolíneas constantemente  💻

Las aerolíneas están constantemente sacando promociones que claramente te ayudarán a ahorrar unos pesitos, y no te enteras de muchas de ellas. Si revisas cada cierto tiempo, verás que podrás encontrar buenos precios en fechas inesperadas.


6. Mapas off line 🌎

Al viajar al extranjero, puedes ahorrarte lo que gastarías en una bolsa de datos si usas la maravillosa y gratuita aplicación de Maps. Esto te permite trazar rutas, añadir marcadores, medir distancias y buscar restaurantes y hoteles sin la necesidad de conexión a Internet. ¡Infalible!


7. Banquetes low cost 🍴

Si andas en algún país asiático te conviene saber que en algunos templos sirven comida gratuita en determinados días de la semana. Por otro lado, en casi todas las ciudades sirven menú para el medio día y la cena. Generalmente incluyen entrada, plato principal y postre (a veces también bebida) y son más económicos que pedir todo por separado.


8. Dormir como en casa 😴

Además del vuelo, parte del presupuesto se va en el hospedaje, pero la maravilla de la red de viajeros Couchsurfing te permitirá alojarte en la casa de locales que están dispuestos a ofrecerte un espacio a cambio de charla, convivencia y tal vez un paseo. En cuanto a coches, en Europa existe la aplicación Blablacar, que consiste en hacer compartir auto de un punto a otro para abaratar costos.


9. Y si de hostales se trata… 🏠

Prefiere dormir en habitaciones compartidas. El precio será más bajo porque pagas por la cama y no por el cuarto entero. Tienen lockers para el equipaje de cada huésped, pero lleva tu propio candado para que te sientas más seguro. Y no te olvides de llevar tapones para los oídos, necesarios si alguno de los roomates ronca.

Geniales, ¿no?

¿Qué trucos te han funcionado para ahorrar cuando viajas?

Puede interesarte