Por Catalina Grez
6 noviembre, 2015

¡Que tu vista no te engañe porque no son pinturas!

¿Me creerías si te dijera que estas imágenes no son pinturas? Parece difícil de creer pero es cierto: ningún material artístico fue utilizado para lograr estas fotografías. Si tienes dudas puedes acercarte un poco más y notarás que esas pinceladas en verdad son campos y praderas.

¡Este lugar que parece sacado de un cuento de hadas en verdad existe! Ubicado en la República Checa te presento a Moravia, una de las tres partes que componen este fantástico país. Conocida por sus estupendos viñedos y suelos muy fértiles, es perfecta para aventurarse en cualquier época del año.

Marcin Sobas quiso mostrarle al mundo las magníficas fotos que ha tomado en todos sus viajes hacia este bello lugar. Para él es una especie de “pequeña Toscana” porque simplemente es mágica: además de tener colores fascinantes es una gran zona agrícola que está llena de montañas.

ambony-900__880
Marcin Sobas

autumn-on-fields-900__880
Marcin Sobas

Cheestnut-family-900__880
Marcin Sobas
drzewka-got-900__880
Marcin Sobas
Escape-900__880
Marcin Sobas
faldki-crop-zielenblur-900__880
Marcin Sobas
Moravian-fields-__880
Marcin Sobas

Moravian-fields-1__880
Marcin Sobas
Moravian-fields-2__880
Marcin Sobas
Moravian-fields-3__880
Marcin Sobas
trakt-z-gorki-got-900__880
Marcin Sobas
zalamania-got-900__880
Marcin Sobas

¡Qué ganas de conocerlo!