Por Camila Londoño
22 abril, 2016

“Entendimos que queríamos en nuestras vidas, algo más allá que empleos bien pagados”.

Charlotte Bailey de 24 y Charlie White de 25 decidieron dejar sus trabajos soñados en Londres para completar la lista de cosas para hacer antes de morir. Esa lista incluye 34 actividades, entre esas, viajar a distintas partes del mundo. Para hacerlo, ahorraron 34.000 dólares en nueve meses, tomaron sus mochilas y en enero de 2016 emprendieron vuelo a su primer destino. Desde entonces han recorrido varios lugares en India y China y esperan seguir viajando a destinos como Bali, Tailandia, Argentina, entre otros.

“Estábamos en la luna cuando llegamos al trabajo de nuestros sueños en Londres, pero después de un año trabajando largas horas y viviendo en un apartamento costoso, entendimos que queríamos en nuestras vidas algo más allá que empleos bien pagados”.

-Charlie White-

Antes de partir, llamaron a sus padres para comentarles que no seguirían detrás de sus objetivos profesionales.

Para poder ahorrar durante esos nueve meses, ellos tendrían que entregar su apartamento y volver a casa de papá y mamá. Y así lo hicieron. Por fortuna, los apoyaron en esa gran decisión. Además lograron conseguir varios pequeños trabajos que les permitieron guardar el dinero que necesitaban. Pero todo eso implicó grandes sacrificios, como tener más de un trabajo a la vez y trabajar horas extra.

Cuando el ahorro terminó, compraron pasajes a Nueva Delhi, India y se llevaron sólo una mochila, cada uno.

Fue el comienzo de una aventura después de haberlo dejado “todo”. Pero estaban FELICES.

¡Desde ese momento, empezaron a hacer todo lo que tanto querían!

Son jóvenes y eso fue lo que más los motivó. No querían que el tiempo pasara sin haber hecho lo suficiente.

Actualmente, están en Shenzhen, al sur de China, enseñando inglés.

Planean ganar más dinero como profesores y emprender vuelo una vez más.

La escuela en la que están, les financia el hospedaje y eso les ha permitido ahorrar y tener actividades de lujo como quedarse durante un fin de semana en el resort Marina Bay Sands en Singapur.

Para inspirar a otras personas, crearon un blog llamado The Wanderlovers.

Allí comparten todo acerca del viaje, que por el momento, no tiene fecha final.

¿Próximo destino?

Bali. Quieren obtener una licencia de buceo en dicho lugar, para después trabajar como instructores en Tailandia.

Lo tuvieron todo, pero sólo ahora están disfrutando de cada mínimo detalle que les da la vida.        

Puede interesarte