Por Bárbara Samaniego
23 noviembre, 2016

Esto en gran parte por el trasfondo histórico que tiene.

captura-de-pantalla-2016-06-16-a-las-4-52-32-p-m-iloveimg-resized-iloveimg-converted

Berlín es una excepción dentro Alemania y tal vez en toda Europa, esto en gran parte por el trasfondo histórico que tiene… Y es que, de alguna manera, lo tiene todo, pero es distinto a todos. 

Berlín es una de las grandes capitales europeas: tiene un estilo de vida cosmopolita, una electrizante vida nocturna, está siempre llena de gente joven, tiene un ambiente bohemio, artístico y contra-cultural, y posee, a mi criterio, las mejores fiestas del sector.

#Берлин #Berlin #travel

A photo posted by Oksana Chernykh (@chernykhoksana) on

¿Y lo mejor de todo? Es barato, muy barato. 

La razón es relativamente “sencilla” y para ponernos en contexto podemos nombrar ciertos detalles:

– Berlín quedó devastada tras la caída del Tercer Reich.

– En los años de la posguerra fue invadida por el Ejército Rojo, y la KGB y la Stasi la tenían vigilada.

– La construcción del muro, además de partir la ciudad, partió su crecimiento.

– La presencia soviética en la RDA generó un constante temor a una inminente invasión comunista (¡aquí no se iba a repetir la Primavera de Praga!) y alejó de la capital alemana a las grandes compañías como Lufthansa, Allianz y Siemens.

– Tras la caída del muro de Berlín y la reunificación alemana, la ciudad creció económicamente, pero muchas empresas nunca volvieron, pues ya habían invertido en infraestructura en Hamburgo, Frankfurt o Múnich.

Esto en la actualidad se traduce en que, a muy grandes rasgos, la vida en Berlín es barata básicamente porque no hay dinero para gastar. La gente adinerada no vive en Berlín…

Pero vamos, que si te vas de viaje para allá sí que encontrarás mucho que hacer:

– Si te gusta el arte urbano, Berlín tiene el mejor street art de toda Europa. JR, Victor Ash, Banksy, Vhils y muchos artistas urbanos tienen sus mejores obras en la capital alemana. No te puedes perder el inquietante mural de Frances Bean cuando era niña: la hija de Kurt Cobain y Courtney Love parece inundar todo el Friedrichshain con sus alas de mariposa.

– No se puede obviar el caminar por los restos del muro de Berlín, hoy bautizado como East Side Gallery, donde está el famoso mural del beso entre el líder de la RDA Erich Honecker y Leonid Brézhnev, el líder de la Unión Soviética.

– En tu paseo llegarás hasta Alexanderplatz, punto de referencia en la ciudad, y dónde no tendrás problemas para encontrar deliciosas cosas para comer.

– También deberías caminar por la ya emblemática Postdamer Platz y sacarte la selfie de rigor.

Creo que podría enumerar muchísimos planes más, pero esto también lo encuentras en el Lonely Planet😜. En definitiva, que Berlín es la ciudad menos alemana de Alemania, pero eso no la hace menos interesante, sino todo lo contrario. ¿Otro punto a favor? No necesitas saber alemán para comunicarte, porque todos hablan inglés.

#Berlin #streetart

A photo posted by m i k e (@comradegonzo) on

¿Qué estás esperando? ¡Ven y conoce todos sus encantos!

Seguro que después de leer esto, te sentarás a pensar un buen rato cuál es tu próxima aventura…

Nuevas experiencias inolvidables, ewww.decidirhoy.com

Puede interesarte