Por Kat Gallardo
23 agosto, 2017

¡Lima, menta, azúcar y mucho ron!

El mojito es originalmente un trago cubano que está entre los más apetecidos del mundo. Sin embargo, la receta viajó desde La Habana hasta Miami, Florida, para consagrarse como la bebida típica de la zona. No hay Miami sin mojito ni mojito sin Miami, debes recordarlo para tu próxima estadia. Sólo piensa: sol, mar, arena y un refrescante mojito.

Emilio Estefan, productor musical y ganador de un Grammy, es uno de los grandes personajes de la zona y también uno de los maestros del mojito. Junto a su esposa, la gran cantante Gloria Estefan, han conquistado diversos escenarios, incluidos los de la Casa Blanca.

i'm not a cactus expert but i know a prick when i see one

A post shared by ale (@alexa_lacayo) on

No es extraño que esta pareja lleve el talento en la sangre y también, dominen el arte de mezclar bien el ron. Ambos nacieron en Cuba y son dueños de varios restaurantes y barras temáticas cubanas en la ciudad estadounidense. La idea es nunca terminar de olvidar la isla, y de paso, revivir su cultura en un lugar que geográficamente no está tan lejos, pero ideológicamente sí.

Not craft beer, but Miami calls for mojitos!! #miamibeach #southbeach #mojito

A post shared by Kirt (@rkj082014) on

¿En qué se diferencia el mojito de Miami de la edición cubana?

“En el sabor, hombre”, dice Estefan. Su versión utiliza cuatro limas locales, una ramita de menta y jarabe de azúcar casero. Los ingredientes se mezclan entre sí, y luego Estefan es generoso con el ron. Pero es la caña de azúcar la que finalmente le dará un sabor distintivo de acuerdo a Estefan. El restaurant de Gloria y Emilio se llama Larios On The Beach y está ubicado en Miami Beach.

Gracias a la gran población cubana residente en Miami, es que el mojito terminó convertido en un ícono turístico de Florida. Muchos lo toman de noche y  otros también de día. A la hora que sea, lo importante es no dejar de tomarse un mojito en la ciudad de la que habla muy bien Will Smith.

Te puede interesar