Por Juan David Montes
27 julio, 2016

Súbete a mi maleta.

Los aeropuertos pueden ser lugares tan grandes que ir de una terminal a otra puede constituir todo un viaje como tal. Sin embargo, esta invención de Kevin O’Donnell ha llegado para acabar con la prisa en estos desplazamientos. Esta maleta, conocida como Modobag, es capaz de recorrer 8 metros por hora por medio de un motor eléctrico incorporado.

Es tres veces más veloz que una caminata.

Puede ser rastreada gracias a un dispositivo de ubicación satelital, así que nunca la perderás de vista.

Cumple con las normas de transporte aéreo, lo que significa que ingresará en cualquier avión sin problema.

Cuenta con puertos USB para poder recargar su batería con facilidad.

¿Te animas a dar un recorrido sobre una de estas maletas?

Puede interesarte