Por Antonio Rosselot
15 noviembre, 2017

Las habitaciones son climatizadas y lo suficientemente aisladas como para darte la privacidad que necesitas.

Hay razones de sobra para visitar Islandia. Con tan solo 330 mil personas como población total, esta pequeña isla está haciéndose notar desde hace un tiempo: por una parte, su selección de fútbol clasificó por primera vez a un Mundial; y por otra parte, porque sus paisajes son, por lejos, de lo más maravilloso que existe en este planeta. 

Holidayguru.es

Fiordos, glaciares, lagunas azules, cordones montañosos dignos de otra galaxia; Islandia está llena de estos atractivos, lo que sumado a la calidez de su gente la hace ser un destino para anotar si visitas Europa. Pero hay un espectáculo que resalta por sobre todas las demás atracciones, y ese es el turismo astronómico. Y en especial, las bellísimas auroras boreales.

Y claro, ese es un nicho que se está explotando, y de buena manera. Hablamos de The Bubble, una serie de habitaciones repartidas en un bosque cerca de Skalholt, a una hora de la capital de Islandia, Reykjavik.

The Bubble

La gracia es que estas habitaciones son en verdad domos transparentes, que se asemejan a burbujas, y a través de los cuales puedes ver el cielo hiper estrellado de Islandia, todo desde tu cama.

The Bubble

¿Y cómo funcionan estas burbujas de lujo? En primer lugar, se mantienen infladas gracias a un sistema de ventilación que es prácticamente imperceptible; hay una renovación constante del aire de adentro, cosa de evitar la humedad; y tienen calefacción controlada por termostato. Las habitaciones son para dos personas, y la cocina y el baño son compartidos con las otras burbujas.

The Bubble

Y si agradeces la privacidad, este es tu lugar. Las habitaciones están separadas a una distancia suficiente para que tengas tu espacio personal bien delimitado y seguro. Claro, no querrás que nadie te vea desnudo/a dentro de un domo transparente…

Sin duda, otra razón más para ahorrar…

Puede interesarte