Por Javiera Mc Niven
1 diciembre, 2016

¿Te ha pasado en un vuelo que los tripulantes de cabina no te toman mucho en cuenta?

Probablemente recuerdes más de una ocasión en que te haz subido a un avión en clase económica y uno de los asistentes de vuelo ignoró que pediste un vaso de agua o una bebida, bloqueo tu camino al baño o no fue muy amable como te gustaría durante el trayecto.

Luis Llerena
Luis Llerena

Es cierto, no hay que generalizar, pero a muchos nos ha pasado. Pero, ¿te imaginas cómo sería subir a un avión y que te traten como pasajero de primera clase, por regalar una simple galleta? 

Según The Huffington Post, los asistentes de vuelo aprecian pequeños gestos de parte de los pasajeros como por ejemplo, un pequeño obsequio o detalle antes del despegue.

«Mi día siempre mejora cuando los pasajeros se acercan con café para la tripulación»

-dijo la operadora de Delta Airlines, Katie Taylor-

Otros de los profesionales consultados hablaron de dulces o pasteles. Estos pequeños detalles podrían abrirte las puertas a auriculares gratis, galletas adicionales durante el vuelo o incluso un vaso de algún licor.  

«Les dije a mis amigos que llevaran chocolate para la tripulación de un vuelo internacional. El resultado fue que les sirvieron copas de vino de primera clase», agregó a Huffington Post, la asistente de American Airlines, Kim Baumann.

Otro punto importante es el saludo. Aunque para varios es normal, para otros es un detalle que pasan por alto:

«No creerían lo raro que es recibir una sonrisa y un ‘buen día’ de los pasajeros

-dijo el ex asistente de vuelo, Abbie Unger-

Carla Bravo
Carla Bravo

Así que un buen recordatorio y consejo es poner atención al subir a un avión, ser cortés y saludar a tus compañeros tripulantes que te atenderán en el trayecto.

¿Tienes alguna anécdota de vuelo?

Puede interesarte