Se me hace agua la boca.

Si te gusta el azúcar y tienes planes de visitar la ciudad de Nueva York en el corto plazo, entonces tienes que poner muchísima atención al siguiente dato. Se trata de los batidos rebosantes de sabor y creatividad, que la hamburguesería y cervecería Black Tap tiene dentro de su menú para dejar a los comensales absolutamente aturdidos.

always love starting a new year with a healthy and well-balanced diet

A photo posted by Kristin Harris (@kristinshayharris) on

¿Y a qué me refiero con aturdidos? La verdad es que estoy hablando de tres aturdimientos seguidos. Primero, cuando los clientes vean llegar el batido que ordenaron a su mesa (son enormes y están repletos de detalles que los hacen extremadamente tentadores). Segundo, cuando prueben el batido. Una experiencia única e inolvidable. Y finalmente, quedarán aturdidos de manera literal, cuando acaben con el brebaje celestial y queden repletos y exhaustos, listos para dormir una siesta de 5 ó 6 horas.

¿Te gustaría experimentar este triple aturdimiento? Pon atención a las fotografías a continuación y hazte una idea de cómo podrían ser:

Mantequilla de maní, M&M’s, Reese’s, pretzels y salsa de chocolate:


Dulces y algodón de azúcar:


Marshmallow y galletas:


De otro planeta:


¿Viste el trozo de pastel sobre el batido?


Galletas y chips de chocolate:


¡Increíble!


Muy femenino:


Con una manzana acaramelada:


Perfecto para un partido de béisbol:


Podría quedarme en Black Tap para siempre:


Por si quieres hacer uno en casa, es bastante simple:

Black Tap está ubicada en el 529 de la calle Broome, en Soho. ¿Otro dato interesante? Los maravillosos batidos tienen un valor de 7 dólares (no me parece costoso, teniendo en consideración su tamaño y calidad).

¿Te gustaría probarlos?

Puede interesarte