Por Andrés Cortés
15 junio, 2017

A 100 metros tiene una cascada de lava.

Airbnb es una plataforma que ha tomado mucha fuerza durante el último tiempo. Buscar un lugar donde alojar cuando emprendes un viaje a otro país evitando el desapego que ofrecen los hoteles y residenciales tradicionales ha sido una tendencia en los jóvenes que emprenden un viaje a terrenos desconocidos. Sin embargo, una de las residenciales que se puede encontrar en Airbnb está encabezando la lista de las más espantosas.

La vivienda que de seguro está en el top de las más espantosas y terribles está construida en Kalapana, Hawaii, justo sobre un el Mauna Loa, el volcán más grande de la tierra.

ArtisTree

La propiedad, de 137 metros cuadrados, se encuentra ubicada sobre el volcán más grande y activo del mundo. Literalmente.

A 100 metros de la construcción, una cascada de 30 metros de lava termina de darle el aspecto de seguridad que le hacía falta.

ArtisTree

Otro aspecto llamativo de esta propiedad, como si necesitara más, es su precio. Si bien muchos (como yo) consideramos de esta vivienda el máximo ejemplo del peligro, otros la consideran de lo más exótica y llamativa.

Y su precio también lo es y no por su alto valor, sino que es muy económica. La noche en la “Phoenix House“, nombre en referencia al ave fénix que surge de las cenizas, es de solo 110 dólares la noche. Un módico precio para ganar el título de haber dormido sobre un volcán.

Si bien se podría pensar que, debido al módico precio la residencial está mínimamente equipada o en malas condiciones, no hay nada más lejos de la realidad.

ArtisTree

Cuenta con una habitación que se caracteriza por ser eco-amigable y compacta.

ArtisTree

Y contar con terminaciones muy detalladas.

ArtisTree

Sin mencionar que tiene una vista realmente privilegiada.

El diseñador Will Beiharz, de ArtisTree, habló con Metro y esto fue lo que dijo sobre su trabajo:

“Construimos esta casa con un profundo respeto por la Madre Tierra.

Estamos encaramados en estos pequeños pedazos de rocas en un vasto océano de movimiento”.

-Will Beiharz

Y tú, ¿te atreverías a pasar una noche en esta casa?

Te puede interesar