Por Teresa Donoso
28 abril, 2018

Esto es lo que pasa cuando los animales vuelan.

Volar con tus mascotas es una experiencia llena de nerviosismo no sólo para el animal en cuestión, sino que también para el dueño. Si bien según Huffington Post la mayoría de las aerolíneas parece no tener problemas a la hora de admitir ciertos animales pequeños dentro de la cabina del avión, la historia no es la misma cuando quieres viajar con tu gato o tu perro grande o mediano, pues en ese caso se requiere que el animal viaje con la maletas.

La experiencia pocas veces es positiva en esos casos y sólo basta con ver el caso extremo del conejo que hace poco fue encontrado muerto después de haber viajado en United Airlines.

Sin embargo, hay que dejar en claro que todas las mascotas enfrentan un gran riesgo al volar, independiente de la aerolínea que sea escogida, así que si decides hacerlo, es importante que tengas estos puntos en consideración.

Tobias Titz / Getty Images

1. ¿Qué tan común es que las mascotas mueran o resulten con daños severos al volar?

Según Huffington Post un promedio de 26 mascotas murieron cada año entre 2012 y 2016 al abordar vuelos comerciales. En cuanto a los daños, algunos animales resultaban con heridas al morder o rascar las jaulas donde eran puestos, en general mientras intentaban escapar. En el caso de las mascotas fallecidas, las autopsias revelaron que comúnmente morían de una falla cardíaca.


2. Cuando son llevados como “equipaje” ¿dónde meten a los animales?

Van en la área del equipaje que esta bajo la cabina. Usualmente las mascotas van en el mismo vuelo que sus dueños, aunque a veces debido a los horarios y demanda de vuelos puede que tu mascota quede en un avión diferente al tuyo.


3. ¿Y cómo es ese lugar?

En general es oscuro, hay mucho ruido y tiene temperaturas muy variables. La presión también puede variar y si tu mascota es sensible a alguna de estas cosas es mejor que no viaje así. A menudo las aerolíneas no aceptan llevar mascotas si el vuelo dura más de 12 horas.


4. ¿Es seguro volar con mi mascota?

Según lo que Inga Fricke, directora del programa de mascotas Sociedad Humana de Estados Unidos, le indica al Huffington Post, es mejor considerar otras opciones y sólo usar esta cuando ya hayas agotado todos tus otros recursos:

“Poner a las mascotas en el área de las maletas debiese ser evitado si es posible. Cuando el animal está fuera de tu control se ve expuesto a muchos riesgos, son tantos que no vale la pena”.

En lo que respecta a mí y mis perros, creo que no sería capaz de volar así sin tener un ataque de nervios. Me sentiría demasiado culpable como para considerar hacer un viaje de este tipo.

¿Volarías con tu mascota? Yo no, pero no sé qué haría si llego a irme a vivir a otro país de forma definitiva.

Puede interesarte