Por Teresa Donoso
1 Abril, 2017

¡Yo también quiero!

Te presentamos a Benedict, el hombre al que en algunos minutos más comenzarás a envidiar. Su vida es muy sencilla: como él cree que trabajar todos los días es algo muy poco natural, simplemente no lo hace. Trabaja seis meses al año y el resto se dedica a viajar. Suena como un sueño (el sueño frustrado de muchos, de hecho), pero es totalmente real. Bajo el nombre de usuario Ultra Romance y sin nunca indicar su apellido real, Benedict ha poblado Instagram de las más bellas fotografías de viajes.

Hi!

A post shared by J. Bené Romanceür Esq. (@ultraromance) on

El hombre, de 35 años, es oriundo de Connecticut, Estados Unidos, y no tiene problemas en asegurar que el concepto de ir todos los días de nuestra vida (o al menos cinco o seis cada semana) al trabajo es algo definitivamente “poco natural”. ¿Parece lógico, no? Tenemos una sola vida y la pasamos sentados en un escritorio realizando tareas que no siempre son las que nos agradan.

Según lo que Benedict le comentó a Business Insider, él siempre supo que el estilo de vida “convencional” que todos vivimos no era para él:

“Fui a la universidad y me gradué. Intenté ser profesor de educación física y entrenador personal y encontrar un trabajo apenas salí de la universidad. Después comencé a pensar: ‘Tengo que comprarme una casa, tengo 24 años, tengo que pagar todas estas deudas de la universidad’… y antes que te des cuenta todo funciona, conoces a la chica indicada, te estableces, te compras la casa y tienes que pagar la hipoteca y los carros. En el fondo sabía que yo no era esa persona”.

Fine pizza toppings #chickenofthewoods

A post shared by J. Bené Romanceür Esq. (@ultraromance) on

Benedict sí que trabaja, aunque sea sólo algunos meses cada año, pero como es de esperar su trabajo se relaciona directamente con la naturaleza y durante seis meses al año se dedica a ser guía de pesca. Para eso, tiene su propio barco, el cual también usa como medio de transporte.

Pero ¿cómo vive seis meses sin recibir dinero?

Benedict ahorra y cuando viaja lo hace de la manera más barata posible. En general su vida ya es lo suficientemente sencilla y modesta, por lo que no es un cambio tan grande para él. Su presupuesto diario durante sus meses de viajes es de $10 dólares. Según lo que cuenta Diply, todo lo que lleva consigo es algunos objetos que le sirven para acampar y su bicicleta, la cual usa como medio de transporte todo el tiempo.

Él estima que gana cerca de $10.000 dólares al año (cerca de $1.700 dólares cada mes, considerando que sólo trabaja seis). Vive como un nómade y come comida sencilla que no le cuesta demasiado caro, algo que le ha brindado toda la felicidad que le hacía falta.

¿Serías capaz de realizar el sacrificio de vivir de forma muy minimalista sólo para poder viajar medio año cada año?

Te puede interesar