Por Juan David Montes
8 julio, 2016

Así era la opulencia India hace unos siglos.

Hoy permanece en el olvido una de las regiones que, en su momento, fue el centro de la riqueza India. Shekhawati concentró durante varios años el dinero procedente de un agitado comercio de especias, algodón y opio. Poco a poco, el progreso se reflejó en la construcción de gigantescas mansiones que, a pesar de que el dinero haya emigrado hacia otras rutas comerciales, permanecen de pie como un legado vivo de tiempos opulentos.

p03m9wqx
Neelima Vallangi

Shekhawati se ubica en el desierto de Rajastán.

p03m9x0y
Neelima Vallangi

La mayoría de mansiones conservan el colorido de sus pinturas al fresco…

p03m9x8r
Neelima Vallangi

… desde sus fachadas hasta infinitos detalles en el interior.

p03m9y3s
Neelima Vallangi

Pocos centímetros de cada construcción se escapan a una colorida intención por demostrar la riqueza por medio de estas obras.

p03m9y9z
Neelima Vallangi

En muchas pinturas se evidencia un diálogo con Occidente, así como la representación de objetos modernos, como automóviles o gramófonos.

p03m9ygz
Neelima Vallangi

Hoy son el recuerdo de una era de opulencia que alguna vez inundó de dinero a este rincón del mundo.

p03m9ylk
Neelima Vallangi

A pesar de que algunas construcciones hayan cedido a los daños del abandono…

p03m9yqy
Neelima Vallangi

Es una parada obligada para quien quiera conocer en detalle el pasado de la India.

p03m9ysl
Neelima Vallangi

¿Te gustaría visitar Shekhawati?

Puede interesarte