Mejor pimp y no pimple, ¿o no? 🤷🏽‍♂️ Atrévete a tener la piel como antes. ✌🏽

Es momento de decir una verdad definitiva y que a casi ningún adulto le va a gustar: tener acné no es exclusivo de los adolescentes. Si bien puede hacerse más notorio durante esa época, muchas personas se enfrentan a él a lo largo de su vida. Seguramente te suena familiar que el acné sale por comer mucho chocolate, pero tranqui, disfrútalo porque no es el causante verdadero de los granitos.

El acné aparece por la excesiva actividad de las glándulas sebáceas de la piel, que son estimuladas por las hormonas que aparecen desde la pubertad. ¿Lo sabías?

Pensando en todas las personas que tienen acné en el rostro y otras partes del cuerpo, hicimos esta guía rápida de las cosas que JAMÁS debes hacer para que el acné no siga siendo un problema diario. Además, te contamos que hay componentes como el peróxido de benzoilo que ayudan a controlar el acné, así que revisemos a continuación 6 Dont’s de este tema.

1. No ir al dermatólogo

El dermatólogo es el mejor amigo de tu piel y el peor amigo del acné, así que es buenísimo que vayas a consultarlo. Es la persona indicada para explicarte que hay componentes como el ácido salicílico, un principio activo que ayuda a controlar el acné.


2. Reventarlos

¡Porfa no, eso no! Sí, es tentador exprimir las bolitas llenas de pus pero ni pienses en reventarlas porque solo empeorarías la cuestión. Por cierto, esos granitos abultados se llaman pústulas y el peróxido de benzoilo es muy bueno para tratarlas.


3. Experimentar con trucos caseros

Las mascarillas caseras pueden ayudar a bajar la inflamación o a calmar la comezón, pero hay que seguir con rigor los pasos. Porfa, no se te ocurra improvisar y experimentar con cualquier ingrediente que te encuentres. De hecho, es mejor que prefieras productos especializados. Tu piel no es cosa de juego.


4. No limpiar tu piel

Cualquiera pensaría que basta con lavarse la cara por las mañanas o cuando te duchas, pero es un error  porque cuando se trata del acné no hay que escatimar. Lo ideal es que despejes los poros lavándote la cara con jabón suave 3 veces al día, o por lo menos en la mañana y en la noche.


5. Maquillarlos

Algunos maquillajes y cremas con color ayudan a disimular los granitos pero, querid@ amig@, esto solo sirve de manera temporal. De hecho, los productos cosméticos no siempre son la mejor opción, es preferible elegir productos con componentes como ácido salicílico o peróxido de benzoilo.


6. Olvidar la hidratación

Probablemente estés tan al pendiente de atacar los granitos uno a uno que se te olvida la importancia del resto de la piel. Recuerda que una piel hidratada es el principio de una piel sana, así que mantén tu rostro hidratado al mismo tiempo que atacas el acné.

¿Qué otras medidas de autocuidado conoces? ¿Y cuáles son los que JAMÁS nadie debería hacer?

Puede interesarte