Hay muchas situaciones en la vida en que nos gusta hacer las cosas a nuestra manera y sentirnos orgullosos de lo que logramos. En la casa, trabajo o con amigos, siempre se puede lograr si nos proponemos construir un estilo y sello único que nos diferencie del resto.

Estos son algunos de esos momentos en que te saliste con la tuya y lograste sentirte orgulloso por el gran resultado que conseguiste: 

1. Esa vez que personalizaste tus pantalones y te preguntaron dónde te los compraste

Querías plasmar tu propio estilo y te inspiraste tanto que tus pantalones quedaron como si los hubiera confeccionado un diseñador de moda.


2. O cuando improvisaste en la cocina y tus invitados te pidieron la receta

tumblr_nlyzn3YRZM1rfd7lko1_500

Decidiste cocinar a tu manera y no seguir recetas para preparar un plato único. ¡Y el resultado fue delicioso!


3. O ese día que te inspiraste y te cortaste el pelo tú mismo ¡y te quedó genial!

haircut-gif-1

¡Te atreviste y lograste un cambio de look muy asentador que causó sensación!


4. Cuando decidiste pintar tu habitación 

stenciling_animation_7b3b4807-e8e5-407c-a3bf-01f5e9b58737

¡Y te quedó como si fueras un pintor profesional! 


5. Ese momento que te pusiste creativo y reciclaste cosas para decorar tu hogar

Porque te gusta diferenciarte del resto y darle un toque propio a tus cosas.


6. Cuando hiciste con tus propias manos un regalo mucho más especial para tu amigo 

¡Gracias a tu ingenio, le pudiste regalar algo que tú mismo hiciste y que realmente va a usar!


7. Cuando decidiste innovar comprando sólo ropa usada y lograste un look espectacular

¡Y todos te preguntabas si trabajabas en el mundo de la moda!

Así que ya lo sabes…

¡Haz siempre las cosas a tu manera y salte con la tuya!