Una casa única en el mundo, en donde la marca Nike camina con las mujeres y las acompaña para que todo lo que pase en este lugar las ayude a lograr sus metas.

Tengo que confesarlo, mi relación con el ejercicio comenzó más tarde que la de cualquier persona promedio. Durante muchos años lo evité en la escuela, pues no era algo que me interesara… Mientras mis amigos hacían deporte, yo asistía a talleres de teatro y guitarra.

Nunca tuve una figura perfecta ni traté de buscarla. No era que no me preocupase mi salud ni apariencia, solo que siempre fui  más de la filosofía de disfrutar la vida.

healthy-people-woman-girl-iloveimg-resized

Poco a poco comencé a ser más consciente de que el ejercicio no solo sirve para conseguir un buen físico, sino que tiene muchísimos otros beneficios. Cuando entré a la universidad, entre tantas responsabilidades y deberes, hubo momentos en los que sentí un gran peso sobre mis hombros. Un buen día, una de mis amigas me recomendó salir a correr. “Te va a relajar”, me dijo.

No perdía mucho al intentarlo y necesitaba relajarme, así que lo hice. Salí sola a trotar algunos minutos (me cansé demasiado rápido) y aunque al principio pensé que era una mala idea, cuando terminé me di cuenta de que había dejado mis problemas a un lado y despejado mi mente. Podía ver todo un poco más claro y sin tanta presión.

woman-jogger-jogging-sport-iloveimg-resized

De esa forma comencé a correr por salud mental. Pasar unos minutos trotando y estirando me daba una sensación de paz. Nada tenía que ver con la imagen corporal.

Y hoy puedo asegurar que el ejercicio no era malo después de todo. Desde que lo incorporé todo comenzó a ir mejor. Tengo más energía, estoy más concentrada en mis proyectos, soy más sociable y he conseguido nuevos amigos con los que compartimos metas e intereses. No me describo como runner o como fit, no tengo etiquetas… Simplemente soy una persona que aprendió que ejercitarse sirve para ser un poco más feliz.

Quizás estarás pensando que no tiene sentido y que todo esto tiene que ver con la forma en la que me veo, con la talla de ropa que compro, con lo que la gente piensa de mi… Pero te equivocas: tiene que ver con tener una vida más sana, alcanzar mis metas, sentirme más contenta conmigo misma y despertar lo mejor de mí.

td0wc4t

Comparte tu pasión por la vida sana y motívate con el ambiente de la Nike House of Her, ubicada en la colonia Juárez de la Ciudad de México, el primer proyecto en el mundo enfocado a la mujer fuerte y apasionada por el deporte:

Aquí se potencian las capacidades deportivas de las mujeres, que forman una comunidad dentro de sus espacios. Te puedes ejercitar, tener tu espacio propio, probar los últimos avances tecnológicos, y sí vas tarde al trabajo, darte una ducha para salir arreglada. ¡Todo en el mismo lugar!

Además, muchos de los ejercicios que implementamos los encuentras en la app Nike+ Training Club: puedes elegir los que más se adapten a tu rendimiento y comenzar a ejercitarte ya. 

¡Anímate!