Por Alejandro Basulto
11 mayo, 2021

Están hechos a base de fibra de plátano y son biodegradables. Los presentó ante el alcalde de Curitiba, quien se mostró interesado en su proyecto que busca ayudar a quienes más apoyo requieren.

Rafaella de Bona es una joven de tercer año de la carrera de diseño de productos en la Universidad Federal de Paraná (UFPR), que a sus solo 22 años se ha convertido en una de las diseñadoras más conocidas y aclamadas de Curitiba, su ciudad, y de Brasil. Y es que gracias al diseño de un tampón sustentable para mujeres sin hogar, esta estudiante ganó uno de los premios internacionales más importantes de su profesión, al ser la única brasileña en recibir el “iF Design Talent Award” en la edición de este año.

Rodrigo Brenner

“Es el premio al mejor diseño que hay. Una de las cosas que más me motivó fue dar visibilidad a la temática del proyecto. Que la gente se detenga a pensar ya es muy bueno. Es gratificante”

– dijo Raffaela de Bona, según consignó G1.Globo

Su proyecto, la “María – íntima absorbente”, fue el trabajo final de uno de sus cursos, el que tenía como objetivo ayudar a las personas que se encuentran en la pobreza. Luego de cuatro meses estudiando y confeccionándolo, Rafaella pudo diseñar un tampón que es ideal para las personas sin hogar, ya que es, según sus propias palabras: “práctico, higiénico y universal”. Un producto que tendrá como uno de sus materiales principales, la fibra de plátano, haciéndolo entonces también biodegradable y económico.

Rafaella de Bona / Instagram

“Quería trabajar localmente. Empecé a buscar este problema en Curitiba. Llegué a las personas sin hogar y luego a las mujeres de la calle. Hay problemas que solo les toca a ellas”

–contó Raffaela

Previo a la confección del tampón ecológico, Rafaella investigó un poco, hasta dar con una empresa de la India que fabrica absorbente de fibra de banano. Lo que le ayudó a entender que su idea, era realmente viable. Mientras que su producto consiste de un rollo, el que para usarlo, la mujer necesita retirar el trozo que requiera acorde al flujo y las características propias de ella. Todavía no hay claridad sobre cuándo estará listo el prototipo ni cuánto costaría un rollo, pero las pruebas realizadas con la forma y el material utilizado, ambas por separado, han sido un éxito.

Rafaella de Bona / Instagram

Actualmente en Curitiba hay 210 mujeres en situación de calle, según la última estimación del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBFGE), que fue el 2017. A ellas Rafaella espera ayudar, por lo que ya tuvo una reunión con el alcalde del municipio, Rafael Greca, para presentarle su tampón ecológico. Mostrándose este interesado.

Rafaella de Bona / Instagram

Proyecto gracias al cual obtuvo un premio internacional para el que compitieron otros cuatro mil proyectos en su categoría y en la que solo fueron seleccionados 52. Fue el 20 de septiembre cuando esta estudiante de 22 años supo que era una de las seleccionadas. La única de su país. Para dicha competición tuvo que elegir un tema entre los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (de la ONU), optando ella por: “Acabar con la pobreza en todas sus formas, en todas partes”. Y parece que no se detendrá hasta hacer todo lo posible desde su carrera para lograrlo.

 

Puede interesarte