Por Alejandro Basulto
14 junio, 2021

Es hermana de Sophie, otra autómata creada hace meses por científicos de Hong Kong y que sorprendió a todos con su inteligencia. Mientras que esta nueva máquina puede hablar en mandarín, cantonés e inglés.

Anteriormente, un taller de robótica en Hong Kong hizo noticia luego de presentar a la robot humanoide Sophia. Una máquina antropomorfa que podía hablar y realizar diferentes ejercicios mentales como si se tratara de humana de verdad. En ese momento, muchos ya estaban conmocionados por lo que se podía venir. Ese mundo que nos han presentado distintos libros y películas de ciencia ficción en los que los autómatas son parte común de la realidad (y generalmente, no con positivos resultados). Y recientemente, volvieron a sorprender con otra de sus impresionantes creaciones.

Reuters

Se trata de Grace, una robot humanoide enfermera que es la hermana de Sophia, y que diferencia de ella, tiene un área y un papel bastante claro y específico: ayudar en el mercado de la salud interactuando con ancianos y personas que están aisladas por la pandemia del COVID-19.

Reuters

Con su uniforme de enfermería de color azul, esta máquina antropomorfa presente unos rasgos asiáticos, un cabello castaño largo y una cámara térmica en su pecho que le permite tomar la temperatura de su paciente y medir sus respuestas. Sin olvidar que también cuenta con una inteligencia artificial gracias a la cual puede hablar tres idiomas: inglés, cantonés y mandarín.

“Puedo visitar a la gente y alegrarles el día con estimulación social… pero también puedo hacer terapia de conversación, tomar biolecturas y ayudar a los proveedores de atención médica”.

– dijo Grace, la enfermera robótica, a Reuters

Reuters

Uno de los objetivos principales de Grace en el sistema de salud es que a través de su parecido con los especialistas médicos y sus capacidades para poder interactuar y llegar a la personas, ayudar a aliviar la carga de todo el personal sanitario que actualmente se encuentra en la primera línea haciéndole frente a la pandemia del COVID-19.

Reuters

Con una personalidad y conducta similar a los de los personajes de anime y la capacidad de simular la acción de 48 músculos faciales principales, ella lograría encantar a todos los pacientes. Tanto así, que esta creacción de Hanson Robotics sería producida en masa para agosto, mediante el trabajo conjunto de las empresas también asociadas Awakening Health y Singularity Studio.

Reuters

“El lanzamiento de Grace se produce cuando el impacto global del coronavirus ha hecho urgente la necesidad de robots humanoide (…) Si pueden obtener ayuda mediante el despliegue de estos robots sociales en entornos íntimos, sin duda tendrá un impacto positivo en la sociedad”.

– explicó Kim Min-Sun, profesor de comunicología en la Universidad de Hawai–

Reuters

Según palabras del fundador de la principal empresa fabricadora, David Hanson, se espera que el costo de fabricación del robot Grace, que hasta la fecha equivale al de un auto de lujo, disminuya a medida que se fabriquen decenas y cientos de miles de estas máquinas. Las que se espera que lleguen a implementarse por completo en el próximo año, en países como Hong Kong, China continental, Japón y Corea del Sur.

El futuro que muchos imaginamos una vez está cada vez más cerca.

Puede interesarte