Por Cristofer García
8 octubre, 2021

“Este es un gran paso adelante. Es una vacuna imperfecta, pero evitará que mueran cientos de miles de niños”, dijo Julian Rayner, director del Instituto de Cambridge para la Investigación Médica.

El mundo de la ciencia ha anunciado reticentemente grandes avances en materia de salud. Se trata de la primera vacuna malaria del mundo la cual será aplicada a niños de África para detener su propagación, comunicó la La Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, fue quien dio el anunció el cual calificó como “un momento histórico“. La noticia fue dada luego de tener una reunión con grupos asesores de este organismo de las Naciones Unidas, los cuales aprobaron la aplicación del medicamento.

AP

“La recomendación de hoy ofrece un rayo de esperanza para el continente, que soporta la mayor carga de la enfermedad. Y esperamos que muchos más niños africanos estén protegidos de la malaria y se conviertan en adultos sanos“, expresó el Dr. Matshidiso Moeti, director de África de la OMS, según reseñó AP.

Desde 2019 más de 800.000 niños de Ghana, Kenia y Malawi han sido inoculados con este fármaco, de nombre Mosquirix, y los resultados han sido positivos. Sin embargo, aunque es un avance, la vacuna solo tiene un 30% de efectividad sobre la enfermedad, por lo cual requiere hasta 4 dosis. Además, el efecto desvanece en cuestión de meses.

AP

No obstante, los médicos creen que puede causar un impacto favorable en África, debido a que en este continente se registra la mayor cantidad de casos y muertes por malaria, con el 94% de los 229 millones de contagios anuales.

AP

“Este es un gran paso adelante. Es una vacuna imperfecta, pero evitará que mueran cientos de miles de niños”, dijo Julian Rayner, director del Instituto de Cambridge para la Investigación Médica.

AP

Rayner cree que puede haber un efecto similar al de las vacunas creadas para combatir el COVID-19. “Los últimos dos años nos han dado una comprensión muy matizada de la importancia de las vacunas para salvar vidas y reducir las hospitalizaciones, incluso si no reducen directamente la transmisión”, expresó.

Puede interesarte