Por Paulina Flores
22 January, 2016

“Los hombres también tienen ciclos hormonales y esto afecta su nivel de energía, la ira, el deseo sexual y la irritabilidad”.

Los cambios de humor como consecuencia de la fluctuación hormonal,  ya no es algo exclusivo de las mujeres, o por lo menos eso es dicen los hombres. En la encuesta realizada por Vouchercloud, uno de cada cuatro hombres afirmó sufrir una especie de periodo “menstrual” masculino y experimentar síntomas similares a los de las mujeres. Parece increíble, pero hasta tiene un libro y nombre formal: “Síndrome del Hombre Irritable”.

De acuerdo con la encuesta, 1/4 de los hombres afirmaron sufrir de cansancios, calambres y aumento de la sensibilidad una vez al mes. Además de los síntomas, gastaron 81, 53 libras (unos 115 dólares) más que los hombres que no presentaron el síntoma, en alimentos que los hicieron  sentir mejor.

El Dr. Jed Diamond fue quien le dio nombre al síndrome luego de investigar clínicamente a casi 10.000 hombres durante durante 35 años. 

Según sus estudios los hombres también pueden ser víctimas de la disminución de sus hormonas. Las manifestaciones que presentan, habitualmente aparecen cuando el hombre está estresado. Entre los síntomas más fáciles de reconocer está la disminución del deseo sexual, disfunción eréctil, alteraciones en el estado de ánimo, fatiga, somnolencia, desconcentración, reducción de la capacidad intelectual, ansiedad, depresión, menos ganas de vivir y cambios en el humor, como irritabilidad o emotividad, al grado de, en determinadas circunstancias, llorar.

“Los hombres también tienen ciclos hormonales y esto afecta su nivel de energía, la ira, el deseo sexual y la irritabilidad”

-Dr. Jed Diamond-

Claro que no todos los médicos piensan lo mismo:

“Con las mujeres, es un hecho que tiene que ser tratado toda la vida… El Síndrome del Hombre Irritable puede ser la etiqueta más reciente para la crisis de la mediana edad, porque hasta donde yo sé, la idea viene dando vuelta hace unos años sin ganar mucho asidero en los hombres”

-Dr. Gregory Jantz-