Por Paulina Flores
19 January, 2016

“Hemos tenido que transformarnos en su memoria”.

Cada vez es más frecuente que hijos cuiden a sus padres ancianos con enfermedades como el Alzheimer. En el 2015, la Asociación de Alzheimer estimó que 5,3 millones de estadounidenses tienen la enfermedad, la mayoría de ellos son mayores de 65 años, y 2/3 son mujeres. El siguiente video muestra la conmovedora historia de Lulu Lancaster, quien a sus 92 años ha perdido la mayor parte de su memoria a corto plazo, y sus hijos cuidadores Patty y Justin.

httpv://youtu.be/Eaj-pYa1lDY

Se estima que en el 2014, amigos y familiares de personas con Alzheimer invirtieron 17,9 millones de horas de cuidado no remunerado, lo que se estima en un valor de $ 217,7 mil millones de dólares, casi ocho veces el total de ingresos de McDonald en 2013.

Muchos ancianos en la etapa más avanzada del Alzheimer necesitan atención a tiempo completo. Lo que trae como consecuencia el agotamiento del cuidador por la carga emocional y física. 

Es por ello, que con frecuencia, familiares trasladan al ser querido a un hogar de ancianos o un centro para el cuidado de la memoria o el Alzheimer.

En el caso de Patty y Justin, ellos decidieron convertirse en los cuidadores de tiempo completo de Lulu. Han tenido que convertirse en su memoria del presente, pero  el vínculo que comparte madre e hijos es cada vez más sólido,

“La cercanía es como un compromiso que está dentro de todos nosotros. Y es algo tangible” 

-Patty y Justin-