Por Teresa Donoso
29 agosto, 2016

Una emotiva historia de inclusión.

Freia David, una mujer que padece de Síndrome de Down, ha trabajado en el mismo McDonalds por más de tres décadas. Este es un caso más que demuestra que las personas que sufren este síndrome pueden desarrollar las mismas tareas que cualquiera de nosotros, incluso si a algunas personas les parece que no es posible. Freia ha vivido todo este tiempo en el hogar del centro de apoyo Charles River Center (Massachusetts) que entrega oportunidades, ayuda, entrenamiento y empleo a más de 1.000 adultos y niños con Síndrome de Down.

En la década de los 80, McDonald’s fue una de las primeras empresas en generar un vínculo con el centro, abriendo puestos de trabajo para aquellos adultos y adolescentes que desearan hacerlo.

Aquí está Freia en los 80, con su uniforme de McDonald’s de la época:

freia-david-mcdonald27s
Charles River Center

Esta imagen es del año pasado y Freia está posando con Christopher Sheehan, un amigo de la infancia que pasaba a visitarla cada semana al McDonald’s en el que ella trabajaba. Christopher escribió un emotivo comentario en su perfil de Facebook donde le dedicaba unas bellas palabras a su amiga:

 

“Muchos de ustedes conocen o reconoce a Freia David del McDonald’s se Needham. Hace poco decidió retirarse después de trabajar más de 30 años pero no le dieron ningún tipo de reconocimiento especial. Tuve la suerte de ser su vecino cuando éramos pequeños. La quiero como a una hermana y quiero ver si le pueden dar algo especial para reconocer su dedicación a lo largo de los años … Es una de las personas más hermosas y alegres que he conocido y sé que se sentiría muy feliz si la hiciéramos sentir muy especial durante un día. Apreciaría si es que tienen ideas o sugerencias”.

Otras personas comentaron en su publicación recordando los momentos que habían compartido con ella:

“Conozco a Freia y a su familia hace muchos años, incluso trabaje con su mamá y su hermana en McDonald’s en los 70. Es una chica increíble y se merece este reconocimiento”.

Freia ha decidido que 32 años es suficiente y es por eso que ha decidido retirarse. Para que este momento no quede sin pasar a la historia, los colegas y amigos de McDonald’s finalmente decidieron hacerle una fiesta sorpresa que de seguro la emocionará mucho.

De hecho, “su” McDonald’s tiene un cartel que dice: “Acompáñanos a celebrar el retiro de Freia David después de 32 años”

14054575_1442450122448812_492090597976501719_o
Charles River Center

Es una historia que trasciende con un mensaje de fondo muy importante: si vemos a todos quienes nos rodean como iguales y si creemos en ellos y les damos oportunidades, podemos generar una gran diferencia en sus vidas.

Puede interesarte