Por Juan David Montes
18 agosto, 2016

“No estoy de acuerdo con la forma como los animales son sacrificados…”.

Es normal que las dietas de los atletas estén llenas de proteína animal, en todas sus formas. También es normal pensar que una dieta vegana no ofrece todo lo que necesita un deportista de alto rendimiento. Pero estos no son más que prejuicios, la viva demostración de que es posible destacarse en un evento de talla mundial como los Juegos Olímpicos sin consumir productos de origen animal es Kendrick Farris, representante de Estados Unidos en Río 2016.

Kendrick adoptó una dieta 100% vegana desde 2014, así se lo comentó a The Huffington Post:

“No estoy de acuerdo con la forma como los animales son sacrificados en masa. Así que fue esto lo que me hizo buscar lo que es conocido como una dieta vegana”.

Otro detalle que lo convenció de este giro fue el nacimiento de su segundo hijo.

La carne ha quedado completamente exiliada de su menú pero esto no significa que él no se alimente de forma apropiada.

Incluso menciona que ahora se siente más limpio y con la mente despejada:

“Mi actitud es totalmente diferente. Tuve un muy mal temperamento mientras crecía, algo en lo que trabajé durante años. Y ahora soy capaz de reconocer diferentes emociones y no soy gobernado por ellas…”.

Su dieta regular consiste en avena o pancakes al desayuno, una bebida de proteína vegetal con sabor a vainilla o chocolate al medio día, quesadillas de aguacate al almuerzo, un snack de guacamole con chips de frijoles negros y quesadillas de frijol para la cena.

Los Juegos Olímpicos de Río fueron los primeros en los que participó desde que es vegano.

Puede interesarte