Por Ghalia Naim
29 septiembre, 2016

Ya no hay límites.

Las redes sociales sin duda han acercado mucho a las personas y cada vez se conocen más aspectos de cada cultura y sociedad. Sin embargo, con ellas han surgido una serie de problemas de comunicación (irónicamente) y de seguridad. Si bien los niños y adolescentes no deberían usar redes sociales sin la supervisión de sus padres, es imposible pedirle a alguien de esta nueva generación que no tenga Facebook, Twitter o WhatsApp. La realidad, es que es algo natural para ellos y la única forma de evitar que les suceda algo malo es advirtiéndoles sobre lo que podría ocurrir al confiar en quien está al otro lado de la pantalla sin ver su rostro.

Carlos Alberto Damián Ramos de 34 años, fue acusado de pedofilia luego de que la madre de una niña de tan solo 10 años encontrara material sospechoso y la hiciera confesar. Damián, se hacía pasar por una niña llamada Ángela en Facebook, agregaba niños y, una vez que entraba en confianza con ellos, comenzaba a chantajearlos.

Carlos Alberto Damián Ramos, es ex alumno del mismo colegio de su víctima y daba clases de danza en el mismo sitio.

dfgdgfdxgd
elcomercio

“Había una niña que contactó a mi sobrina por medio de Facebook. Le preguntaba dónde vives, con quién, tus papás existen, dónde estudias”, comentó la tía de la víctima a un medio.

Luego de varias semanas hablando, Ángela comenzó a pedirle fotografías y videos a la menor de edad, para luego chantajearla y obligarla a agregar al profesor a su Facebook para comenzar un contacto más directo. Una vez descubierto todo el asunto, la policía contactó al pedófilo a través de Facebook y lo capturaron. En su casa encontraron material sospechoso que debe ser analizado y se espera un pronto juicio.

Las autoridades del colegio quedaron muy sorprendidas cuando supieron la noticia.

dsfdsfsa
elcomercio

Las autoridades del colegio quedaron muy sorprendidas cuando supieron la noticia, y la reacción es claro ejemplo de que la persona menos sospechosa del mundo podría ser quien abusa de otra. Es muy importante tener confianza con tus hijos y demás niños de la familia para que puedan contarte si algo les pasa y, aunque sea muy difícil de cree, es necesario que lo hagas, ellos jamás dicen mentiras.

Los abusadores de todo tipo son personas que parecen ser siempre muy buenas, por eso, elige bien con quien te relacionas.

Puede interesarte