Por Lolita Cuevas-Avendaño
10 noviembre, 2016

La reina Isabel ha logrado méritos igualmente impresionantes.

Sin dudarlo, Kate Middleton, la querida y elegante duquesa de Cambridge, llegó a la familia real para escribir un nuevo capítulo y marcar un parteaguas con las mujeres que figuran en la historia de la realeza británica. Su difunta suegra, la princesa Diana de Gales, fue un ícono de la belleza, la humildad, el estilo y la bondad. La hermosa Kate reúne todo eso, pero además hay algo que no se había visto.

Bien se sabe que existen ciertos lineamientos que se corresponden con el protocolo de la corona, pero Kate ha sido una mujer como ninguna en la casa real.

captura-de-pantalla-2016-11-10-a-las-10-52-14-a-m
Getty
captura-de-pantalla-2016-11-10-a-las-10-52-28-a-m
Getty

Su vida como duquesa de Cambridge, desde 2011, le ha dado acceso a los más exclusivos eventos, joyas, lujos, y viajes (ella misma es toda una personalidad), pero hay algo que sólo Kate tiene: una educación universitaria.

captura-de-pantalla-2016-11-10-a-las-11-04-55-a-m
Getty
captura-de-pantalla-2016-11-10-a-las-10-53-08-a-m
Getty

De hecho, Kate y William, su esposo, se conocieron en 2001, mientras estudiaban en la universidad de St. Andrews, en Escocia.

Se graduaron en 2005 y continuaron con su preparación. Kate obtuvo un título con honores en la maestría en Historia del Arte; William obtuvo una maestría en Geografía. Esto la convirtió en la primera novia de la realeza con un título universitario.

captura-de-pantalla-2016-11-10-a-las-10-52-59-a-m
Getty
captura-de-pantalla-2016-11-10-a-las-10-54-00-a-m
Getty

Si Kate se convierte en reina, sería también la primera con ese sobresaliente e importante atributo.

Sin embargo, aunque la reina Isabel II, actual monarca, no tenga carrera universitaria, su trabajo ante la corona ha sido espléndido y nada despreciable. Ella recibió educación en casa y lo que lograron sus profesores rindió frutos.

55a9a0dbc4618892798b45cd-2
Getty
reina-isabel-1-2
Getty

Después de convertirse en heredera al trono, en 1936, estudió la historia constitucional y derecho con sir Henry Marten.

También aprendió francés, música y literatura con una una institutriz personal. Más tarde tomó clases de religión con el arzobispo de Canterbury, Inglaterra. Si eso no es suficiente, a los 18 años se unió al Servicio Territorial Auxiliar de Mujeres, durante la Segunda Guerra Mundial, y se formó como mecánica y conductora.

14489030456191-2
Getty
captura-de-pantalla-2016-11-10-a-las-10-53-27-a-m
Getty

La impresionante preparación y formación de ambas mujeres va muy de acuerdo a su respectiva época. ¿Qué opinas?

 

Puede interesarte