Por Paulina Flores
15 January, 2016

La estación será cerrada en marzo de este año luego de cumplir un valorable objetivo.

La siguiente historia parece sacada de una película de Miyazaki, el director de “El viaje de Chihiro”. Durante años, la estación de tren Kyu-Shirataki, en la isla de Hokkaido, ha funcionado gracias a los viajes regulares de un sólo pasajero: una chica que lo necesita para ir de su casa a la escuela secundaria y vice versa.  

El números de pasajeros del Kyu-Shirataki disminuyó drásticamente debido a su ubicación remota, y la estación fue quedando en desuso de a poco. Antes de que la cerraran, los padre de la estudiante pidieron a la empresa que siguiera abierta.

Japan Railways ha mantenido la estación en funcionamiento durante años y la cerrará cuando la chica se gradué en marzo de éste año. 

La historia ha generado admiración y críticas en las redes sociales.

Por un lado, muchos comentarios alaban la labor del gobierno japonés, al priorizar la educación y estar dispuesto de hacer que la compañía ferroviaria vaya unas millas extras sólo por una estudiante.

Las críticas apuntan a la desigualdad del servicio de trenes entre las grandes ciudades y las partes más remotas del país, como es el caso de la isla de Hokkaido.

降り立った…まずは乗ってきた列車を見送り… #乗り鉄 #秘境駅 #白滝シリーズ

A photo posted by supersoya (@supersoya) on

Más allá de las opiniones, lo innegable es que este tren rural será recordado durante muchos, en su voluntad por igualar las condiciones al no abandonar ni a una sola niña para que pueda terminar sus estudios.