Por Paulina Flores
23 marzo, 2016

Mentalidad fija: “Leíste esa frase del libro, ¡Eres tan inteligente!”
Mentalidad abierta al crecimiento: “Felicitaciones, pudiste leer la frase del libro gracias a tu duro trabajo por aprender a leer”

En la sociedad prepondera la idea de existe un sólo tipo de inteligencia y que cada uno puede llegar llegar hasta cierto nivel. Eso es lo que la Dr. Carol Dweck llama una “Mentalidad fija“, que no considera la diferencia de las personas y que hace que los niños teman probar cosas nuevas por miedo a parecer tontos. Los padres suelen ser quienes potencias dicho sistema de pensamiento, pero pequeños cambios en la forma de comunicación con sus hijos puede traerles grandes beneficios. 

La doctora Carol Dweck, es una pionera en la lucha por cambiar la forma de ver la motivación en los seres humanos. Para ella principal batalla está en pasar desde una “Mentalidad fija” a una “Mentalidad en crecimiento”. 

El concepto de “Mentalidad en Crecimiento”, apunta a que los niños entiendan que la inteligencia no es algo fijo asignado con los genes, sino que se puede desarrolla a través del esfuerzo, la dedicación, el aprendizaje y las tutorías. 

hdhdhdhd
31 NGIMAGE

La forma más rápida que tienen los padres de inculcar una mentalidad de crecimiento a sus hijo es dejar de alabar lo inteligente que son sus hijos y poner el foco en sus capacidades de aprendizaje. A continuación un ejemplo de lo que diría un padre en conversación rutinaria:

Mentalidad fija: “Leíste esa frase del libro, ¡Eres tan inteligente!”
Mentalidad abierta al crecimiento: “Felicitaciones, pudiste leer la frase del libro gracias a tu duro trabajo por aprender a leer”. 

Basta con cambios sutiles en los mensajes que los padres transmiten a sus hijos para hacer una diferencia enorme.

Más claves en el siguiente video:

httpv://youtu.be/LjTKTcJihT4

La clave está en valorar el proceso de aprendizaje y no la inteligencia inherente del niño a fin de que aumentar su autoestima y confianza a largo plazo. 

Puede interesarte