Por Alvaro Valenzuela
25 mayo, 2016

Los medicamentos contra la diarrea están convirtiéndose en una causa de preocupación.

La dependencia a las drogas y la adicción a los opiáceos se ha convertido en una epidemia en EE.UU. Los adolescentes, en particular, han aumentado el uso de la heroína pues su precio ha bajado muchísimo. Lo mismo sucede con los analgésicos con prescripción que son capaces de drogar a los jóvenes de manera muy parecida. La adicción física a los opiáceos puede ocurrir con apenas el uso diario de estas drogas en sólo una semana.

Pero hay una nueva tendencia que recientemente se ha puesto de moda que no sólo es sorprendente, sino que extremadamente peligrosa. Medicamentos típicos contra la diarrea como el Imodium, tienen un ingrediente activo llamado loperamida que es un opiáceo. Cuando se toma en dosis muy grandes este entrega una estimulación tan alta como la heroína y drogas similares.

Para obtener unos síntomas similares a la  heroína los adolescentes que compran en grandes cantidades Imodium ¡toman entre 50 a 300 pastillas por día! La dosis recomendada para la diarrea es de 2 píldoras, para que te des cuenta de la cantidad de droga que están metiendo a su cuerpo estos jóvenes.

Muchas madres han estado descubriendo cajas de Imodium en las habitaciones de sus hijos adolescentes y por eso la concientización acerca de esta tendencia ha pasado a primer plano en Estados Unidos.

En este video, un noticiario norteamericano explica más detalles sobre esta peligrosa tendencia:

httpv://youtu.be/RUfMgUvEc8k

¿Sabías de esta droga?

Puede interesarte