Por Javiera Irarrázaval
2 noviembre, 2016

Aún queda mucha gente buena en este planeta 🙂

Aunque es difícil confiar en todas las personas del planeta que estamos viviendo, aún queda gente en el mundo que se merecen muchas cosas buenas en la vida por ser tan caritativos desinteresadamente con otros. Ese es el caso de un hombre que ayudó como buen samaritano a la camarera de un hotel.

Hace dos años, mientras trabajaba como camarera de un hotel, Christina Summitt recibió un regalo que jamás olvidará.

En uno de sus tres trabajos que le permitía mantener a sus dos hijos perrunos llamados Mona y Tucker, un cliente le dio una mano con algo que realmente necesitaba.

YouTube / Fox
YouTube / Fox

Mientras conversaba con el cliente llamado Joe, el hombre se dio cuenta que ella tenía tatuada la pata de un perro con el nombre de una de sus mascotas; mientras hablaban del tatuaje, ella le contó que uno de sus perros necesitaba urgentemente una cirugía en el estómago después que se tragara un juguete: ella necesitaba 3 mil dólares para eso.

Cuando Joe pidió la cuenta, ella no se percató de la propina que le habían dejado. Mientras caminaba hacia la caja se dio cuenta que tenía mil dólares de propina.

YouTube / Fox
YouTube / Fox

Ella se dio vuelta hacia Joe y mientras lloraba le preguntó por qué había dejado tanta propina; el le respondió que era para la cirugía de su mascota.

YouTube / Fox
YouTube / Fox

Mira más de esta fantástica historia acá:

¡Deberían existir más personas como Joe en el mundo!

Puede interesarte