Por Teresa Hechem
28 agosto, 2015

¡Qué bueno que esta niña haya quedado feliz con su regalo!

Isabella, una niña de ocho años residente en Bristol (Inglaterra) recibió un importante donativo que le ha permitido, por primera vez en su vida, saber lo que es jugar utilizando las dos manos. La fundación E-Nableque se dedica a construir esta clase de aparatos para aquellos niños que los necesitan, le regaló a Isabella una prótesis impresa en 3D diseñada con los colores que ella misma solicitó.

Stephen Davies es uno de los voluntarios de esta organización y fue el diseñador encargado de realizar esta especial prótesis para Isabella. Stephen tampoco tiene su brazo izquierdo y cuando finalizó la prótesis de Isabella, decidió conducir 321 kilómetros para dárselo en persona:

3d-printed-prosthetic-arm-stephen-davies-enable-isabella-18

“Recordaré este día como uno de los mejores”, comentó Stephen:

3d-printed-prosthetic-arm-stephen-davies-enable-isabella-5

El brazo es tan brillante y audaz que la pequeña quiso empezar a usarlo inmediatamente. Se sentía muy orgullosa de mostrárselo al mundo:

3d-printed-prosthetic-arm-stephen-davies-enable-isabella-7

3d-printed-prosthetic-arm-stephen-davies-enable-isabella-2

3d-printed-prosthetic-arm-stephen-davies-enable-isabella-3

Observa este video de cuando la niña abrió su regalo y la emoción que esta sorpresa le causó. Ahora, Isabella puede experimentar los beneficios de la tecnología 3D aplicada a las prótesis haciendo que éstas sean mucho más livianas:

httpv://youtu.be/I3cf49c_WjE

La organización encargada de esta campaña tiene como misión poder entregar más de 1000 prótesis de brazos a quienes las necesiten. 

¡Qué bueno que esta pequeña haya recibido esta increíble sorpresa!

Puede interesarte