El país islámico quiso celebrar haberle ganado al equipo de Lionel Messi 2-1, por lo que el rey Salmán declaró que nadie trabajaría ni iría a estudiar.

Fanáticos alrededor del mundo no podían creer sus ojos cuando, justamente al comienzo del Mundial, el equipo de Arabia Saudita le ganó al gigante futbolero argentino. Sin duda alguna los fans del país islámico tuvieron una larga velada de celebración, pues muy pocas veces habían tenido un tan buen rendimiento durante una Copa del Mundo.

Por supuesto quienes fueron a apoyar a Arabia Saudita eran muchos más que los argentinos, por lo que se aprovecharon de esto y fueron directamente a celebrar en frente de sus narices. Y lo más importante, e increíble de todo esto, es que el rey del país de Medio Oriente declaró que el miércoles 23 de noviembre sería un feriado nacional.

Alamy

Tras la victoria, Hervé Renard, exfutbolista y director de la selección de fútbol de Arabia Saudita, solo tenía elogios para su equipo. El hombre afirmó: “Felicitaciones a estos fantásticos jugadores. Decidí venir a este país hace tres años y desde entonces la gerencia, el presidente y el ministro de deportes siempre han estado apoyándonos“.

Por otro lado, Messi lamentó la derrota: “No hay excusas. Vamos a estar más unidos que nunca. El equipo es fuerte y lo hemos demostrado en el pasado. No esperábamos que esto empezara así, pero todo pasa por una razón. Ahora tenemos que ganar, depende de nosotros. Le pido a los fanáticos que confíen en nosotros“.

Alamy

Arabia Saudita solamente ha ganado tres partidos en toda su historia en el Mundial, por lo que esto tiene aún más mérito. No vencieron a cualquier país, sino que a uno de los favoritos. Los goles fueron a manos de Saleh al-Shehri y Salem al-DawsarI, que vinieron en respuesta a un penal anotado por Messi en el minuto 10 del partido.

Pero ahora el equipo debe mirar hacia el futuro, pues si bien esta victoria fue increíble, aún queda muchísimo camino por recorrer. Este sábado se enfrentarán a Polonia, y luego el miércoles que sigue jugarán en contra de México.

Alamy

Definitivamente los ánimos deben estar muy arriba en el país islámico, solo el tiempo dirá si esa felicidad perdurará. Ahora les toca hacerle frente a equipos bastante fuertes, por lo que habrá que ver qué pasará.

Puede interesarte