Por Lucas Rodríguez
7 enero, 2022

El infame caso del “conservatorio” de Britney administrado por su padre, significaba que la cantante no podía tomar muchas de las decisiones más simples de un adulto. Ahora que ya no carga con ella, Britney compartió una salida a un restaurante con sus fans.

Solo por detrás de la inusitada pandemia que golpeó al mundo casi de la noche a la mañana, y quizás la larga y complicada batalla legal y mediática entre Johnny Depp y Amber Heard, tenemos que contar la historia del movimiento Free Britney y el final del extraño caso del “conservatorio” que manejaba los haberes de la cantante. 

@britneyspears

El mero hecho de que una de las estrellas del pop más exitosas de este siglo estuviera bajo el control legal de su padre, era algo que extrañó a muchísimas personas.

@britneyspears

Subsecuentes documentales, reportajes y entrevistas fueron revelando hasta qué grado la vida de Britney se veía manejada y restringida por los designios de su padre. De a poco el público fue tomando interés, viendo que esta mujer adulta, madres de dos hijos, ni siquiera tenía acceso a su propias finanzas y vasta fortuna. 

@britneyspears

La presión pública así como el interés de las redes sociales fue haciendo peso, hasta que el caso volvió a ser examinado en una corte de justicia.

@britneyspears

Finalmente, Britney fue “libre”, recuperando el acceso a sus cuentas bancarias, así como a un sinfín de derechos básicos que tenía restringidos, bajo el argumento de que tenía insuficiencias mentales. Sin olvidar quienes lideraron la lucha en su favor, Britney ocupó su Instagram para agradecerle a sus fanáticos por apoyarla y creer en ella durante su lucha. 

@britneyspears

Su más reciente saludo fue uno bastante peculiar, que además reveló hasta que grado la cantante tenía limitado su día a día: compartir una copa de vino con sus seguidores:

“¡¡¡Tomé mi primera copa de vino tinto el fin de semana pasado!!! He esperado 13 años ¡¡ya es suficiente!!”, siguió narrando. “En un mundo en el que todos tenemos derecho a hablar … conducir … comprar alcohol … festejar … tener dinero en efectivo … Me disculpo por MIMARME frente a las masas … ¡y bailar un poco más lento! Quiero decir, ¿qué estaba pensando? ¡¡¡Nadie es perfecto!!!”

–Britney Spears por su Instagram–

@britneyspears

Esa primera copa de vino dejó en claro que Britney era tratada prácticamente como una niña por su padre. De todas maneras, era una niña que no solo contaba con uno de los nombres más reconocibles de la industria, sino que también con ganancias diarias debido a derechos por su música. 

@britneyspears

Ya era hora de que Britney recuperara el control de la vida de Britney.

Puede interesarte