Por Antonio Rosselot
24 August, 2021

El músico partió hoy martes 24 de agosto en un hospital de Londres (Inglaterra), rodeado de toda su familia. Los especialistas, la historia y especialmente sus fanáticos lo definieron como “uno de los mejores bateristas de su generación”.

El mundo de la música, sin excepción ni distinción de géneros, hoy está de profundo luto. Hace tan solo unos minutos se anunció que Charlie Watts, el clásico baterista de los Rolling Stones, falleció el día de hoy a la edad de 80 años en un hospital de Londres (Inglaterra).

Getty Images

Bernard Doherty, su representante, fue el encargado de liberar el comunicado de prensa mediante la agencia PA del Reino Unido, país del cual esta banda es oriunda. Aún no se conocen las circunstancias de su deceso, pero todo indica que puede haber sido una complicación derivada de su última intervención médica.

“Charlie fue un adorado esposo, padre y abuelo y además, como miembro de los Rolling Stones, uno de los mejores bateristas de su generación”.

—Bernard Doherty, representante de Charlie Watts, en comunicado de prensa—

AP

Recordemos que el pasado 4 de agosto, Watts tuvo que restarse de la última gira de su banda —pospuesta por la pandemia— debido a que necesitaba recuperarse de un procedimiento médico del cual no se revelaron detalles.

Previamente, el talentoso baterista de los Stones —y uno de los que formaron originalmente la banda en 1963— había superado un cáncer de garganta en 2004 y se había rehabilitado del abuso de sustancias en la década de los 80.

A su vez, con el tiempo Watts se convirtió, junto al guitarrista Keith Richards, en uno de los emblemas y motores del sonido de la banda, generalmente coordinándose con Keith para llevar el mismo ritmo en los conciertos y álbumes de estudio.

Eso, sumado al incuestionable aporte de Mick Jagger y los otros miembros que pasaron por la banda, la convirtieron en una de las más importantes de la historia en los últimos 60 años.

Getty Images

Charlie Watts deja en vida a su esposa Shirley Ann y a su hija Serafina, además de un legado que pocos tendrían el coraje de cuestionar. ¡Descansa en paz, ídolo del rock!

Puede interesarte