Por Francisco Lira
8 marzo, 2015

Los habitantes de St. Pauli, el famoso barrio rojo de Hamburgo, no están contentos con la suciedad y malos hábitos de algunos que van a pasar un buen rato a su ciudad. Viven en una de las zonas con más vida nocturna del mundo, y a pesar de que no se quejan por la música y el desorden, sí lo hacen por esta poco higiénica costumbre. Muchos hombres caen en esto, pero en St. Pauli han encontrado una forma de devolverles la mano:

httpv://youtu.be/hBQUCmy09W8

Original

Puede interesarte