Por Teresa Donoso
27 enero, 2017

Pero al final, terminó viéndose más atractiva que nunca.

La amada y reconocida diva del pop, Britney Spears, tuvo un pequeño problema durante una presentación mientras cantaba y bailaba el ritmo de Work B**ch. Como era de esperarse, Britney seguía a la perfección la coreografía de la canción mientras sus bailarines bailaban a su alrededor. Sin embargo, después de una sección del baile en la que se tumba en el suelo, parte de los adornos que cubrían la parte trasera de su calzón se desprendieron.

El problema fue que se quedaron enredados en sus piernas y no se podía mover 😰.

Afortunadamente una bailarina se dio cuenta del problema y corrió a liberarla para que Britney pudiera seguir cantando igual que siempre.

¡Gracias al cielo por bailarines como ella!

¿Eres fan de la diva del pop? ¡Cuéntanos!

Puede interesarte