¿Nos están engañando a todos?

Hace muy pocos días estaba dando brincos de felicidad de anunciar que el príncipe Harry y su novia Meghan Markle habían sido vistos de la mano por primera vez en público. Con lo romántica que siempre me he considerado, me alegró saber de su amor, y más aún que parecía (o parece) ir muy en serio.

Pero mi corazón se siente un poco adolorido ahora que una experta en lenguaje corporal ha revelado algunas cosas que hasta a mí me incomodan.

En principio, todo se veía como miel sobre hojuelas y, aunque su noviazgo es de menos de un año, muchos señalan que podrían estar encaminados al altar. ¿Será porque piensan que “el tren se les va” o porque de verdad están bien enamorados? No sé.

Ashley Anguin

Resulta que Judi James, autora de la Biblia del Lenguaje Corporal, analizó las recientes fotografías de la pareja en Jamaica, cuando asistieron a la boda de Tom Inskip, amigo cercano de Harry, y dijo que los veía sumamente aburridos, especialmente a él.

Judi dice que la pareja debió verse muy feliz pero en realidad Harry, de 32 años, se veía aburrido de su novia, la actriz Meghan Markle, de 35.

Ashley Anguin

Resumiendo, Judi notó que mientras Meghan trataba de llamar la atención de su novio, él se mantenía indiferente y distante. Además, extraoficialmente se dijo que cuando la miró con su radiante vestido para la fiesta, no se mostró ni un poco emocionado.

En distintas oportunidades, Harry estaba por delante de ella, caminando o conversando, y Meghan ni siquiera estaba siendo integrada a la conversación. PERO no hay que olvidarse del protocolo.

Ashley Anguin

Ok, ahora bien. Judi afirma que esto no tiene absolutamente nada que ver con el protocolo estricto al que debe apegarse un príncipe cuando a relaciones personales y sociales se refiere.

Opina que Meghan está intentando parecer una linda pareja frente a los fotógrafos, mientras que él no se ve demasiado interesado en eso, sino incómodo.

Ashley Anguin

Después de la ceremonia, Meghan intentó recargarse sobre el hombro de su novio pero él ni siquiera le dio cabida.

En todo caso, Judi reconoció que en público se ven forzados porque ella intenta mantenerse demasiado cerca de su chico en todo momento y a toda costa. Al parecer, él necesita un poco más de espacio y, personalmente, dudo que la razón sea el “poco cariño” que le tiene.

Ashley Anguin

Después del análisis de la experta Judi, es hora de que cada quien se cree su propia opinión.

¿Piensas que Harry es demasiado frío, distante y poco cortés? ¿O que Meghan es demasiado encimosa?

Puede interesarte