Por Luis Aranguren
22 abril, 2021

Para el actor fue un privilegio poder bailar en aquel entonces con la “princesa del pueblo”.

Si hay un personaje de la realeza que todos recuerdan con cariño es Diana de Gales, una princesa maravillosa y que siempre tenía la disposición de ayudar. Su familia no era real, sin embargo, aprovechó cada momento dentro de la corona para ayudar a otros y fue una influencia positiva en el mundo.

Lamentablemente perdió la vida en un accidente de autos, algo que hasta entonces el Reino Unido e inclusive el mundo lamentan.

Getty Images

Pero por su maravillosa personalidad pudo dejar muchos recuerdos en miles de personas, algunos famosos y otros no tanto. Y es que por aquel entonces, John Travolta era muy famoso por su interpretación en Grease (Vaselina) haciendo bailes y movimientos extravagantes.

Fue entonces cuando ambos coincidieron en la Casa Blanca, específicamente en una cena de 1985. El actor que no perdió la oportunidad, le pidió que bailara una pieza y ella muy amable accedió.

Getty Images

Pues esto es algo que hasta la fecha el actor recuerda con mucho cariño, además contó en una entrevista con Esquire México que tuvo que reunir el coraje para bailar con una princesa de verdad. Por supuesto, él es un gran bailarín y ya estaba acostumbrado a que el mundo lo viera. La cuestión era que sabía su posición por lo que debía guiar bien el baile y permitir que también se divirtiera.

“Estábamos en la Casa Blanca, era medianoche. Era como un sueño todo el escenario. Me acerco a ella, le toco en el hombro, la invito a bailar. Ella se da la vuelta y al verme despliega esa sonrisa cautivadora, un tanto triste, y acepta mi invitación. Y ahí estábamos, bailando juntos como en un cuento de hadas”.

–John Travolta contó a Esquire México

El momento sin duda fue de los más llamativos de la noche, Travolta aseguró que lo registró en su mente como un momento muy especial, mágico.

Getty Images

Nunca se había imaginado bailando con una princesa de verdad en su vida, seguro en algún momento vio a las personas de la realeza pero estar cerca de ellas era otra cosa. Sin duda tuvo que usar sus mejores técnicas para ese momento, aquellas que no se había atrevido a usar jamás.

Getty Images

Lo cierto es que ambos brillaron esa noche mientras pulían la pista con sus pies, la princesa Diana con su hermoso y rimbombante vestido negro acompañado del sobrio traje usado por John Travolta.

Puede interesarte