Por Lucas Rodríguez
28 August, 2019

Antes les decían “Los Cuatro Fantásticos”, pero hoy los duques de Sussex decidieron que preferían realizar sus acciones benéficas sin la participación de Kate y William.

Desde fuera, es difícil saber lo que ocurre en realidad dentro de la familia real inglesa. El equilibrio que deben mantener entre realizar sus tareas públicas y mantener una vida normal debe ser algo mucho más difícil de lo que parece. Es cierto que se trata de algunas de las personas más privilegiadas y seguras sobre la faz de la tierra, pero tener que vivir las vidas privadas de una manera tan pública como lo hacen ellos, deben sin duda cargar con un peso sobre ambas. 

Quizás lo más duro con lo que tienen que lidiar, son la ola de rumores, especulaciones e interpretaciones de cada decisión o detalle de sus vidas. Aunque a veces, no es necesario ser un experto en la realeza para notar que no todo anda bien.

@sussexroyal

La más reciente noticia vino de la mano de la firma de documentos oficiales por parte de Harry y Meghan, los que fueron recogidos por el Daily Mail. Hace tiempo que se sabía que la fundación benéfica que administraban los dos hijos de la princesa Diana y el príncipe Carlos estaba en problemas. Cuando Kate Middleton se casó con William, su entrada al acuerdo fue muy bienvenida. Con Meghan fue lo mismo. 

Pero al parecer, la dinámica entro los cuatro, con Meghan siendo madre, lo que se suma al abuso que tiene que soportar diariamente de los seguidores de la corona, terminaron por dificultar su relación.

@sussexroyal

Lo más notorio es que la fundación ahora se llama “La Fundación de su alteza los duques de Cambridge”. La mención al ducado de Sussex fue removida por completo. Si hay una señal de quiebre más obvia que esta, por favor muéstrenosla.

@sussexroyal

Ya se conocía desde antes la información de que Harry y Meghan se alejarían de esta fundación benéfica. Su razón era que debido a sus agendas y ritmos de vida, consideraban más apropiado realizar sus acciones benéficas de manera independiente, cosa de que no fuera a haber problemas de planeo o administración al buscar la aprobación y participación de la familia de William y Kate. 

En un sentido práctico, mientras sigan realizando la buena obra benéfica que hacen todos los años, no nos importa cómo lo prefieran realizar. Pero en un sentido emocional (léase, por la salud de nuestros corazones), queremos ver a William y Harry juntos, como siempre.

@sussexroyal

Esperemos que esto no sea más que un malentendido administrativo. Los cuatro fantásticos de la realeza británica están mejor juntos que separados.