Por Kat Gallardo
1 diciembre, 2017

Por favor, prepara el papel higiénico.

Este año, se celebra el 20º aniversario de una película que atesoramos en el corazón y el llanto, mientras que Hollywood la tiene en sus registros de películas altamente exitosas. Es por eso que hemos ido conociendo nuevas historias que nos tienen al borde de la depresión.

¿Se acuerdan de los abuelitos que mueren abrazados en la película? (NO PIENSO poner alerta de spoilers, porque a estas alturas, si no vieron Titanic, no sé en qué planeta viven).

¡Claro que se acuerdan! El barco se hundía y ellos decidían morir así, lo cual era demasiado para nuestro corazón.

Pero la parte más triste es que esta escena se basó en dos personas reales, los Strauses, que decidieron permanecer juntos a toda costa.

Este es Isidor e Ida Straus. Eran pasajeros de primera clase en el Titanic. Isidor era copropietaria de Macy’s y él, un congresista para el partido Demócrata.

encyclopedia-titanica.org

Los dos se casaron en 1871 y fueron unas de las personas más ricas a bordo. Tenían una de las cabañas más elegantes.

Conscientes de que no podrían vivir el uno sin el otro en caso de que el final del barco fuera realmente trágico, Ida rechazó la idea de salvarse en el bote salvavidas, por lo que ambos deciden terminar sus días a bordo del Titanic.

Si bien la historia verdadera no los sitúa vistos por última vez en una habitación, sí cuentan los testigos de que la última vez que los vieron fue en la cubierta del barco, sosteniéndose el uno al otro.

Ahora que lo sabes, puedes llorar con más ganas.

encyclopedia-titanica.org

Puede interesarte