Por Catalina Maldonado
28 enero, 2020

La leyenda de la NBA y su hija de 13 años acudieron a una misa católica la mañana del domingo celebrada en la iglesia de su localidad, tan solo horas antes del trágico accidente que les quitó la vida. La ceremonia fue realizada por el padre Anthony Vu.

El domingo 26 de enero el mundo se paralizaba tras enterarnos del lamentable fallecimiento de unas de las máximas leyendas del baloncesto Kobe Bryant, junto a su hija Gianna y otras siete personas más, luego de sufrir un fatal accidente mientras iban en un helicóptero en Los Angeles.

Muchas personalidades han despedido al héroe deportivo, y también se han revelado nuevas aristas de este trágico desenlace. Ahora han recapitulado las últimas horas que tuvo junto a su hija Gianna, y precisamente fueron pasadas en una ceremonia religiosa donde ambos recibieron la comunión.

Instagram @kobebryant

Según varios reportes de medios internacionales como Daily Mail, el basquetbolista y su hija acudieron a iglesia de su localidad solo horas antes de abordar el helicóptero que se llevaría la vida de ellos y de siete personas más que lo abordaban.

Fue a las 7 am en específico que Kobe Bryant y Gigi, el sobrenombre que le decían a su hija Gianna, asistieron a orar a la misa celebrada en la Catedral de Nuestra Señora Reina de los Ángeles en Newport Beach. En ella, ambos recibieron la comunión. 

Getty Images

La información fue confirmada por un portavoz de la iglesia, quien aseguro que un parroquiano que acudió a la misa posterior en la misma iglesia había informado la presencia de Kobe en los servicios religiosos realizado por el padre Anthony Vu: “Durante la misa, nuestro sacerdote nos informó a todos que Kobe Bryant y su hija asistieron a misa esta mañana en Nuestra Señora Reina de los Ángeles”.

Our Lady Queen of Angels

Por otro lado el obispo Timothy Freyer, presbítero católico de Bryant, también lamentó la muerte con una sincera publicación en Facebook el lunes. En ella aseguró que la leyenda de la NBA era “un católico comprometido que amaba a su familia y amaba su fe”.

Bishop Timothy Freyer

Nuestros corazones están pesados después de la trágica pérdida sufrida tras el accidente de helicóptero de ayer en Calabasas.

Oramos y lloramos por los amigos y familiares de las víctimas que han sido identificados públicamente en los informes de noticias:

El icono del baloncesto Kobe Bryant y su hija, Gianna.

El entrenador de béisbol de Orange Coast College John Altobelli y su esposa, Keri, e hija, Alyssa.

La entrenadora de baloncesto Christina Mauser y piloto Ara Zobayan.

Kobe fue un icono que nos inspiró a través de sus palabras y acciones para establecer nuestras metas, trabajar duro y alcanzar nuestros sueños. Era un católico comprometido que amaba a su familia y amaba su fe. Un residente del condado de Orange y feligrés en nuestra diócesis, Kobe frecuentemente asistía a misa y se sentaba en la parte trasera de la iglesia para que su presencia no distraiga a la gente de centrarse en la presencia de Cristo.

Por favor, únanse a mí para orar por las víctimas. Que Dios conceda a sus seres queridos paz y les traiga consuelo durante estos tiempos difíciles.

Obispo Timothy Frever, Facebook.

Además aseguró que Kobe asistía con frecuencia a la misa de la comunidad, y que “se sentaba en la parte de atrás de la iglesia para que su presencia no distrajera a la gente de centrarse en la presencia de Cristo”, escribió Freyer.

Luego, tanto Kobe como Gigi salieron de la iglesia y poco después abordaron el helicóptero S-76 Sikorsky piloteado por Ara Zobyan, que los trasladaba a la Mamba Academy para una práctica de baloncesto de la menor.

Getty Images

La aeronave terminó por estrellarse en una ladera de Calabasas, California antes de las 10:00 am, donde murieron un total de nueve personas en las que se encontraba el astro del basquetbol.

Puede interesarte