Por Andrea Araya Moya
12 June, 2020

Harry ya estaba harto e “infeliz” con su vida como royal.

Ya ha pasado tiempo desde que Harry y Meghan anunciaron su salida de la familia real, y de todo lo que ello trajo consigo. Desde la incomodidad de los ex duques de Sussex con los de Cambridge y las críticas a Meghan por “llevarse a Harry lejos de su familia”. Pero, en realidad, no fue así, pues no fue Meghan la de la idea.

Y es que según revela la biografía “Finding Freedom: Harry and Meghan and the Making of a Modern Royal Family”, que saldrá a la luz el 11 de agosto, fue Harry quien dio el pie inicial para salir de la realeza, pues llevaba años descontento con su vida, sobre todo después de la muerte de su madre, la princesa Diana.

Amazon

Según la biografía, el hermano menor de William planificó junto a Meghan la salida antes de casarse.

“Las semillas de Megxit se sembraron incluso antes de casarse. La verdad es que Harry había sido profundamente infeliz durante mucho tiempo. Él y Meghan discutieron abiertamente ir en una dirección diferente mucho antes de casarse”.

-Fuente a The Sun.

Shutterstock

Por otro lado, Omid Scobie, un autor que acompañó a la pareja en varias visitas, comentó que la vida que llevaban tuvo vueltas y momentos que “ellos jamás se esperaron”.

“Este proyecto comenzó hace dos años, y hubo vuelcos que nadie esperaba. No creo que ni Meghan ni Harry, quienes con lo que ya estaban pasando, jamás esperaron que las cosas se volvieran como lo hicieron“.

-Omid Scobie a The Heir Pod.

Y se notaba en las palabras de Harry cuando explicó la decisión de renunciar a la familia real británica.

“Te puedo asegurar que casarse con un príncipe no es todo lo que se supone que es y a veces la decisión correcta no siempre es fácil. Ciertamente no fue fácil, pero fue la decisión correcta para nuestra familia, la decisión correcta para poder proteger a mi hijo”.

-Renuncia de Duques de Sussex.

El acoso mediático y las constantes críticas y ataques contra Meghan ya tenían harto al príncipe, y no tardaron en recordarle todo lo que vivió su madre, la princesa Diana, y no quiso el mismo final para su familia. Por eso decidieron ir “en una dirección diferente”, pues era la “única opción”.

Gtres

Por ahora Meghan y Harry están viviendo en Los Ángeles con su hijo Archie y manteniéndose en cuarentena por el coronavirus. Sólo salieron una vez para ir en ayuda de los más necesitados y repartir comida con la ONG “Project Angel Food”.

Y se ven mucho más tranquilos.

Puede interesarte