Por Antonio Rosselot
4 junio, 2019

Si bien lo comido y lo bailado no se lo quitó nadie, el minuto de fama de Kinsey Wolanski parece haber terminado de lleno.

Gran parte de este mundo siguió con detención el evento que se llevó a cabo el sábado pasado, en donde los equipos ingleses Liverpool y Tottenham definieron al nuevo campeón de la Champions League para esta temporada. Los “Reds” de Liverpool vencieron por 2-0 al equipo del norte de Londres, consiguiendo así su sexto título europeo de su historia. Sin embargo, la atención se centró en algo totalmente ajeno al partido.

Poco después de que se cumpliera un cuarto de hora de partido en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid, una mujer rubia ingresó al campo vistiendo un traje de baño pequeñísimo, lo que desvió las miradas de los asistentes y los mismos jugadores. El árbitro tuvo que parar el partido por unos minutos para quitarla de vista y sacarla del recinto.

TW: @TheEpicFootball

La chica resultó ser una modelo rusa de 22 años llamada Kinsey Wolanski, quien se coló al campo de juego para promocionar el sitio web de bromas de su novio, el youtuber ruso Vitaly Zdorovetskiy. Si vemos las fotos, el traje de baño de Wolanski tenía la frase “Vitaly Uncensored” en el frente, lo que corresponde al nombre de dicho sitio web. Lo (aún más) insólito es que el mismo Vitaly había ingresado a tontear a la final del Mundial de Brasil 2014; claro que a él no lo trataron con tanto respeto como a su novia.

Tubular Insights

Si bien lo comido y lo bailado no se lo quitó nadie, el minuto de fama de Kinsey Wolanski parece haber terminado de lleno. Aunque la modelo aumentó significativamente su cantidad de seguidores en Instagram —2,5 millones de seguidores nuevos en una noche—, la popularidad no le duró mucho que digamos: unas horas después de su aventura en el campo del Wanda Metropolitano, su cuenta de Instagram fue hackeada y posteriormente borrada.

TW: @TheEpicFootball

Wolanski migró sus comunicaciones a Twitter, donde dedicó unos cuantos mensajes a su proeza, logrando 77 mil seguidores en tres días.

“Haz cosas que te asusten, sal de tu zona de confort. Vivo con los momentos que hacen que mi corazón se agite”.

@KinseyWolanski

Lamentablemente para Wolanski, estas cosas que la asustan y la hacen salir de su zona de confort le pueden costar muy caro. Y así fue, porque aparte de sufrir el sabotaje de su Instagram, la modelo deberá pagar una multa de aproximadamente 5.000 euros (unos 5.600 dólares) por su gracia. Además, es muy probable que no pueda volver a entrar a los estadios europeos.

TW: @TheEpicFootball

Pero no te preocupes, Kinsey. ¡Todavía te quedan cinco continentes más con estadios para invadir!

Puede interesarte