Por Pamela Silva
29 mayo, 2018

Incluso pensé que quizá se había operado la cara donde no la reconocí 😂😂😂😂

Todos tenemos nuestros personajes favoritos en La Casa de Papel, la serie española que cuando comenzó a transmitirse por Netflix alcanzó una fama inesperada que su cadena original nunca pensó obtendría. Su secuela ya está confirmada, así que quienes no superan que haya terminado podrán seguir disfrutándola.

Uno de los personajes más interesantes de la serie es Mónica, la rehén y trabajadora de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbra que comienza un romance con Denver durante el secuestro.

Fuera de su personalidad y trama de la serie, una de las cosas que más llama la atención de Mónica es su frondosa cabellera rubia llena de rizos.

https://www.instagram.com/p/BiR3XSQHLKR/

Ese estilo también lo lleva la actriz Esther Acebo -quien interpreta a Mónica en la serie- durante su vida cotidiana. Acebo tiene 35 años y se dedica a la actuación hace tiempo, pero fue con este rol con el que por fin logró saltar a la fama.

https://www.instagram.com/p/BhNKmSLHeAN/

¿Se la imaginan con el pelo liso? Porque yo no, es como esas personas a las cuales no puedo figurar con otro color de cabello porque uno está demasiado acostumbrado a verlas con el usual.

https://www.instagram.com/p/BeOIloUHgRh/

Posiblemente ella tampoco es muy fanática de su pelo liso porque no lo usa mucho y su Instagram está lleno de fotos con pelo rizado, pero hace cuatro meses subió una sin su estilo característico.

https://instagram.com/p/BeH6MXVHlH_/

Definitivamente, ¡no luce como ella! De hecho cuando vi por primera vez la foto, pensé que se había operado algo en la cara o que se había maquillado de forma DEMASIADO diferente, pero no, era solo el pelo liso.

Una prueba más de que nuestro cabello puede hacer grandes cambios en el rostro.

Puede interesarte