Por Alvaro Valenzuela
3 noviembre, 2015

“Nos dimos cuenta de que podíamos tener una unión completa y eso es lo que queremos”.

Un extraño caso sucedió en Estados Unidos después de la legalización del matrimonio gay. Nino Esposito adoptó a Roland Bosee que es sólo diez años más joven que él. Han sido legalmente padre e hijo durante tres años sin embargo son pareja hace cuatro décadas. Esposito explicó a CNN que nunca pensaron que llegaría el día en que parejas del mismo sexo podrían tener una licencia de matrimonio en el estado de Pensilvania, donde residen. Por eso, para que el estado norteamericano los reconociera como familia y pudieran tener beneficios, como herencia y visitas en el hospital, Esposito decidió adoptar como hijo a Bosee.

Roland Bosee, por su parte, dijo que la adopción “era la opción más legítima disponible para nosotros”. Ahora tienen otra opción, sin embargo, los dos están trabajando en cambiar el estatus de padre-hijo a legalmente casados. A pesar de esto, la justicia local en primera instancia no dejó que las adopciones sean anuladas pues sólo se permite hacer esto en casos de fraude. Los dos presentaron una apelación y ahora están a la espera de recibir una respuesta.

“Nos dimos cuenta de que podíamos tener una unión completa y eso es lo que queremos”.

-Nino Esposito-

A pesar de ser una situación bastante particular Esposito y Bosee no están solos. Un montón de parejas del mismo sexo usaron la adopción legal como medio para tener derechos de familia y ahora están tratando de cambiarlo por una licencia de matrimonio. La pareja no está apresurada en celebrar una boda aunque señalaron el día que se anule la adopción se casarán legalmente.

El caso ha hecho mucho ruido en el estado de Pennsylvania y en Estados Unidos e incluso senadores están mediando para solucionarlo:

Puede interesarte