Por Teresa Donoso
23 octubre, 2015

¿Tienes hambre? Espera, creo que tengo algo en mi bolso

En todo grupo de amigos existen roles definidos que cada persona va tomando con el tiempo. Existe ese amigo que siempre tiene un evento o una fiesta a la que asistir, la amiga que siempre necesita consejos, ese amigo con el que puedes hablar de chicos y te dará consejos honestos y, por supuesto, la mamá del grupo de amigos. Esta es la amiga que siempre está ahí cuando se le necesita y a quien nada le pilla por sorpresa. Siempre está lista para lo que sea que se necesite, con un botella de agua y tu snack favorito a mano y una frase que te levanta el ánimo hasta en el peor de los momentos. Estos 12 signos te ayudarán a confirmar lo que ya sabías: que eres la mamá de tu grupo de amigos.

1. Siempre tienes las palabras exactas en el momento indicado

2. Y eres la única que mantiene la calma cuando todo el resto está desesperado


¡Todo estará bien!

3. Siempre tienes cosas en tu cartera sólo por si acaso


Como curitas, medicamento para el dolor de estómago o de cabeza y uno que otro tampón.

4. Siempre llevas snacks contigo en caso que alguien tenga hambre

5. Eres esa persona que sabe a la perfección cómo dividir la cuenta de la cena

6. Y también la que sabe como terminar con cualquier conflicto que exista dentro del grupo


¡Ahora dense un abrazo!

7. Nunca te enojarás si terminas cuidado a alguno de tus amigos


De hecho, estarás a su lado para reconfortarlos.

8. Y siempre les pides que te avisen cuando lleguen a casa

9. Cada vez que hay que comprar algo de forma masiva, como tickets para un concierto, eres la encargada de guardarlos


Saben que a cualquier otra persona se le perderían.

10. Cada vez que alguno de tus amigos necesita tomar una decisión importante te llamará sin dudarlo ni un segundo


Y para ti nunca hay nada que sea más importante que escucharlos y ayudarlos.

11. Así como los llamas tú cuando te enteras que están enfermos


“¿Estás bebiendo suficiente agua? ¿Quieres que te cocine una sopa?”

12. No te importa cuidar de ellos de esta forma, porque en el fondo, te hace feliz saber que ellos lo aprecian tanto como tú


Ahora cuéntenme, ¿comieron? Porque sino, les prepararé algo…

Puede interesarte