Por Teresa Donoso
15 April, 2016

Son como tus hermanos.

Nuestros amigos son uno de los grupos de personas más importantes que tenemos en nuestra vida. Ellos son nuestra familia del alma, la familia que escogimos, la familia que formamos por voluntad propia. Es divertido ver como cada una de estas personas tienen un rol particular en tu vida, como algunos te cuidan, otros te regañan y otros se van convirtiendo en tus confidentes. Eso sí, hay algo que los une a todos: los amas y no los cambiarías por nada del mundo.

1. Lo saben TODO sobre ti y no se horrorizan

Conocen tu pasado oscuro (o tu pasado extremadamente no oscuro y aburrido) y no te juzgan por ello. Puede que a veces bromeen al respecto, pero jamás te lo tirarán a la cara.


2. Siempre tienen la última palabra cuando empiezas a salir con alguien nuevo

Lo investigan, lo miran con cuidado, escuchan cada una de sus palabras y no bajan la guardia jamás. Siempre sienten que es demasiado bueno para ser verdad y quieren protegerte de cualquier tipo de color que puedas experimentar.


3. Saben exactamente cómo animarte

Conocen tu música favorita, las películas que te hacen reír y qué comida te gusta comer cuando estás triste. Son los mejores a la hora de sacarte una sonrisa hasta en los peores momentos.


4. Planean las mejores fiestas de cumpleaños

Y lo hacen tal como a ti te gusta. Ya van varios cumpleaños que han sido celebrados por ellos y han sido definitivamente lo mejor.


5. Se preocupan demasiado de que comas y no te enfermes

Especialmente si estás trabajando demasiado duro o si tienes un proyecto importante. Son como tu mamá pero un poco menos estrictos. 


6. Son capaces de hacer lo que sea para ayudarte a sacar una buena calificación

Estudiar contigo, repetirte todo una y otra vez e incluso maquinar medidas desesperadas si es que tu vida depende de ello. Probablemente sean la razón por la que te graduaste con honores.


7. No se cansan de repetirte lo genial que eres

¡Porque de verdad lo eres! Ante sus ojos eres una persona increíble e interesante y no entienden como alguien podría verlo de otra forma.


8. Son capaces de golpear a alguien que diga lo contrario o te haga sentir mal

Tal cual, no toleran nada de chismes ni de que hablen mal de ti.


9. Hablando de eso, odian a todos tus ex

Más que nada, los odian por haberte hecho daño o por no haber podido apreciarte como te lo merecías.


10. Son como tus hermanos

Incluso si no comparten tu ADN. De hecho, muchas veces has sentido que tus padres eran como sus padres y viceversa.


11. Has pasado más tiempo en sus habitaciones que en la habitación de cualquier otra persona

Eso incluye a tus exs o actual pareja. La habitación de tu mejor amigo siempre es el centro de operaciones preferido.


12. Sabes que nunca te dirán que no

Puedes contar con ellos literalmente para lo que sea.


13. Te apoyan en todas tus locuras, incluso si a veces no están de acuerdo

Quieren hacer locuras contigo, incluso si les parece mala idea o si les da un poco de miedo.


14. Te quieren de forma incondicional

No importa si cambias, no importa si tienes que tomar un trabajo muy lejos de casa: te querrán sin importar la persona en la que te conviertas.


15. Son tu segunda familia y siempre lo serán

Y estás profundamente agradecido de haberlos encontrado en esta vida.

Puede interesarte