Por Andrea Araya Moya
27 noviembre, 2015

Eres al que le dicen “¿puedes ayudarme a terminar mi comida?”.

Todos tenemos a ese amigo que adora comer y que no puede estar un minuto sin tener un snack cerca. A veces, incluso, está ese amigo delgado que jamás engorda aunque coma demasiado,

Si eres uno de esos, de seguro te sentirás identificado con esto.

1. Todos creen que cuando estás enojado o de mal humor sólo es porque tienes hambre

2. La única manera de convencerte es ofreciéndote comida

3. No puedes ver que tus amigos dejen comida en el plato

4. Eres al que le dicen “¿puedes ayudarme a terminar mi comida?”

5. Siempre dices que no eres hambriento

6. Una fiesta sin algo para comer es lo peor

7. Te dan esas ganas de comer algo sin razón alguna

8. Una película sin palomitas no es película

9. No puedes aguantar la sensación de hambre

10. Y crees que te vas a desmayar en cualquier minuto

11. Siempre eres el primero en terminar de comer

12. Jamás te saltas una comida

13. Mientras todos se preocupan de tener un cuerpo perfecto, tú sólo te preocupas por tu comida

14. Sueles gastar casi todo tu dinero en comida

15. Para ti, la comida tiene un gran poder conciliador y motivacional

Puede interesarte