Por Luis Lizama
9 julio, 2021

El noble gesto tuvo lugar en el vecindario de Praia Grande (São Paulo, Brasil), con una vecina que padece distrofia muscular. Es para aplaudirlo de pie. 👏🏻

Esta historia es un relato de inspiración, de cariño y solidaridad. Todo comenzó el pasado 4 de julio, donde el calendario marcaba un día domingo y una fecha inolvidable. Una vecina del barrio de Caieiras, que padece distrofia muscular, y se moviliza en silla de ruedas, viajaba en soledad a la casa de su familia.

Lamentablemente el autobús la dejaba a una distancia considerable de casa, cosa que llegó a los oídos del conductor. 

Conmovido, decidió cambiar el destino y llevar directamente a la mujer, para facilitar su movilidad y ayudarla. Un gesto muy noble.

Facebook @BocanotrombonePG

Para llevar a cabo su noble plan, habló con su supervisor y también con los otros pasajeros, para desviarse y dejar en la puerta a la mujer discapacitada.

Leia Santos, de 32 años, quedó sorprendida. Es algo que muy pocas personas harían y que a ella no le había tocado. Sus familiares la esperaban en casa.

“Se suponía que sería otro domingo común, pero el común se convirtió en un frente increíble liderado por el gesto de sensibilidad, amabilidad y empatía del conductor. Esto quedará grabado en nuestros corazones, ya que este conductor podría haberse limitado a hacer lo trivial, ya que el lugar al que iría no formaba parte de la ruta del autobús que conduce”.

–destacó la mujer–

Facebook @BocanotrombonePG

La joven protagonista, que se topó con este “ángel” en el camino, ya estaba dispuesta a recorrer un buen tramo en su silla. Sin esperarlo, recibió solidaridad de un desconocido.

“Nos preguntó a mi hermana ya mí a dónde íbamos y le respondimos que íbamos a Portinho a pasar el día con la familia. Dijo que el lugar donde nos íbamos a bajar (frente al centro comercial) era muy lejano, peligroso y el acceso con silla de ruedas sería difícil ya que tendría que ir por la calle, ya que las aceras no son accesibles y nosotros tendríamos que arriesgarnos a caminar por la calle, compartir espacio con autos, motos, etc.”.

–comentó Leia–

Facebook @BocanotrombonePG

“Mi familia ya estaba esperando y preocupada por la demora, pero cuando vieron el bus, todos se emocionaron con la amabilidad del querido *Conductor de la línea 98*, quien fue recibido con aplausos”, comentó la joven. 

Sin dudas que esto se agradece enormemente, de hecho algunos han comentado que no sería primera vez que el conductor tiene gestos así. 

Para aplaudir de pie. 👏🏻

Puede interesarte